Teoría sociológica de Emile Durkheim

Breve Biografía: Durkheim nació en Espinal, Lorena en la frontera noreste de Francia. (1,858 ‑ 1,917). De padres judíos, sus constantes contactos con la Guerra Franco‑prusiano; el haber nacido en la parte más nacio­nalista de Francia y su identificación con la minoría judía, contribuyeron para interesarlo en el estudio de la » Solidaridad de Grupo».

Durkheim se graduó en la Escuela Normal Superior de París, viajó a Alemania en donde estudió economía, folklore y antropología cultural.

En 1,887 fue nombrado profesor de la Universidad de Burdeos; en 1,902 pasó a la Universidad de París y en 1,896 fundó el Anné Socio­logique, que durante mucho tiempo fue la revista princi­pal de sociología en Francia.

Obras Publicadas: Las principales obras que escribió fueron las siguientes:

  • La división del trabajo en la sociedad escrita en 1,893; primera obra de Durkheim sobre sociología es un estudio clásico sobre la solidaridad social.

En la pri­mera parte de esta obra los fenómenos sociales son tratados como consecuencia de la división del trabajo, es considerada como variable independiente; para hacer dicho estudio usa material del derecho.

En la segunda parte de esta obra trata de las causas de la creciente división del trabajo, que el consideraba era consecuencia del aumento creciente de la densidad poblacional.

  • La segunda obra de Durkheim fue Las reglas del método sociológico, (1,895) en ella presenta un nuevo concepto de la conciencia colectiva, sostiene que la agregación, la interpenetración y la función de las mentalidades individuales engendran una especie de unidad psíquica perfectamente distinguible en los individuos.

Las analogías mentales y emocionales de la mayoría nacen de la presión que ejerce sobre cada uno de ellos la Conciencia Colectiva.

  • La tercera obra importante de Durkheim fue la Monografía sobre el suicidio (1,897); en ella el autor in­vestigó cuidadosamente y con notable ingenio estadístico —para aquel tiempo— los índices de suicidio en los dife­rentes segmentos de la población europea. Empleó el análisis estadístico para dos fines:

Primero, para refutar las teorías que pretendían explicar las variaciones de grupo en el número de suicidios a base de factores psicológicos, biológicos, raciales, genéticos, climáticos o geográficos en lo que tuvo éxito notable.

Segundo, para apoyar con pruebas empíricas su propia explicación teórica sociológica, aquí llegó a la conclusión de que los diferentes índices de suicidio son consecuencia de diferencias en la estructura social, especialmente en la diferencia en el grado y tipo de solidaridad social.

  • Otra de las obras de Durkheim se titula Representaciones colectivas e individuales (1,899). En ella la conciencia común es considerada como un producto esencialmente socio‑psicológico de la interacción humana.

Esta obra indica una tendencia bilateral del pensamiento de Durkheim, que persistió durante toda su carrera: De una parte, un concepto cada vez más idealista del grupo social, y de la otra, la especulación sobre el origen social o de grupo basado en la moral, los valores, la religión y la ciencia.

  • En la obra las Formas elementales de la vida religiosa (1,912), desarrolla su tesis fundamental: Que la vida del grupo es la fuente generadora o causa eficiente de la religión; que las ideas y las prácticas religiosas se refieren al grupo social o lo simbolizan; que la distinción entre lo sagrado y lo profano es universal y tiene consecuencias importantes para la vida social en su conjunto.

Define a la religión como un sistema unificado de creen­cias y de prácticas relativas a las cosas sagradas.

Sostiene que las creencias y las prácticas sagradas unifican al pueblo en una comunidad moral, y que la fuente y el objeto de la religión es la vida colectiva.

Por ello, sostiene que lo sagrado es, en el fondo, la sociedad personificada; Durkheim concluye que la función esencial de la religión es la creación, el refuerzo y la conservación de la solidaridad social. Mientras haya sociedad habrá religión.

Método: Plantea la necesidad de un método de estudio propio, para acceder a la realidad, para lo cual hay que observar los hechos sociales.

Estos hechos sociales son el material de estudio; para observarlos hay que eliminar previamente los prejuicios subyacentes en la mentalidad humana, dice al respecto: «debe arrojarse de una vez y para siempre el yugo de esas categorías empíricas que por larga costumbre se han hecho tiránicas».

Valores Subjetivos: Creencias religiosas, ideología, costumbres y valores morales.

Afirma que el investigador debe considerar a los hechos sociales como independientes de sus manifestaciones individuales, debe ir más allá de los hechos individuales y buscar la base permanente de las costumbres colectivas.

Por ello, considera que se deben es­tudiar las normas como tales: Los preceptos legales, morales y las convenciones sociales; esta es la princi­pal regla; la explicación de la vida social hay que buscarla en la sociedad misma, porque la sociedad no es una mera suma de individuos, sino un sistema formado por la asociación de individuos; es por sí realidad especí­fica y emergente que tiene sus propias características.

El único método adecuado para la sociología es el expe­rimento indirecto o método comparativo, no sirve de nada el método histórico sustentado por Comte, ya que es una mera secuencia del progreso en desarrollo, ello no es una prueba de causalidad.

La causación es una relación necesaria entre un estado anterior y otro posterior a los fenómenos y solo puede determinarse por comparación entre los dos estados.

Un efecto dado tiene siempre una sola causa correspondien­te. Ejemplo: Si en un suicidio se encuentra más de una causa, ese hecho señala la existencia de más de un tipo de suicidio. Los hechos sociales existen al margen de la existencia de la sociología.

Definió a la sociología como la ciencia de las insti­tuciones, de su génesis y funcionamiento. Ciencia de los hechos y de las instituciones sociales.

Premisas fundamentales: Durkheim sustenta su teoría sociológica sobre la base a las siguientes premisas: La de los hechos sociales subdividida en fuerzas colectivas y la constante división del trabajo. En el concepto de las representaciones colectivas, la interpretación social de la religión, su estudio sobre la tipología social, y finalmente su estudio sobre el suicidio.

5/5 - 3 votos