Falsía

La vida es una falsía, el mundo es ancho y ajeno, ¡justicia!, justicia no hay en la tierra, justicia sólo en el cielo; donde no hay ricos ni pobres.

Por las sendas del martirio, mi alma rueda con delirio; es la causa que me obliga, decirle adiós a este mundo, sembrado de falsedades y de injusticias sin nombre; y de injusticias sin nombre.

Ya me voy de esta tierra herido en el alma y el corazón. Ya me voy de esta tierra herido en el alma y el corazón.

Adiós dime, amor mío a tierras lejanas hoy me retiro. Entre tantas injusticias, mi vida no puede sobrevivir.

5/5 - 6 votos

Descubre más desde Politikaperu

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Descubre más desde Politikaperu

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo