Tu precio

Aquella ultima vez, que estuve hablando contigo, me di cuenta de que tú no valías ni un suspiro, que no sé por qué razón estuve tanto contigo, si fuiste migo en mi vida, si fuiste espuma en mi playa, y eres ilusión perdida, de que de pronto se acaba.

Y de todo lo que hablamos, me puse atar bien los cabos y llegue a la conclusión, que no vales un centavo que eres tú lo más barato, que se compra en el mercado.

Y pensar que yo por ti, pues daba la vida entera, hasta que me convencí, de que eres una cualquiera, que eres manzana podrida, que no se nota por fuera.

Te vi te hable y llegue a la conclusión. Que no vales que no vales un centavo menos un Peugeot.  Mulata, mulata, mulata, mulata, mulata, mulata. Que en la venta del mercado yo te digo fuiste tú la más barata. Ya yo se tu precio corazón.

Tu precio
5 (100%) 1 vote

*  El paso de Encarnación