Teoría general de sistema político de Maurice Duverger

Duverger usa el concepto de régimen político, como una cierta combinación de un sistema de partidos, una forma de votación, de uno o varios tipos de decisión, de una o varias estructuras de grupos de presión. Para Duverger el estudio de cualquier proceso

Régimen parlamentario con preponderancia de la Asamblea: en él, el gabinete se coloca a remolque del parlamento, el cual somete todos sus actos a un control continúo haciéndolo caer a su buen entender; el resultado de esto es una tremenda inestabilidad política; y este debilitamiento se debe al número de los partidos políticos.

Por lo que afirma que el multipartidismo desemboca normalmente en imposibilitar que algún partido político pueda disponer de una mayoría parlamentaria, en consecuencia, se necesita de una coalición de varios partidos para que un gobierno pueda mantenerse en el poder.

De lo cual expresa, que los rasgos del multipartidismo es la inestabilidad ministerial; la ineficacia ya que los gabinetes formados por la reunión de partidos diferentes con programas distintos e intereses variados, imposibilita la aplicación de un programa de gobierno coherente y preciso. Aunque la presencia dentro del régimen multipartidista de un partido dominante puede llegar a estabilizar al sistema.

Régimen parlamentario con preponderancia del gabinete: El mejor ejemplo es Gran Bretaña, donde el poder ha pasado sucesivamente de la Corona al parlamento y de este al gabinete. Esta segunda evolución a juicio de Duverger es por el sistema de partidos: el bipartidismo cuando se tratan de partidos rígidos y disciplinados en el voto. Dice al respecto: «en realidad la esencia del bipartidismo lleva a concentrar todo el poder en las manos del primer ministro que es el líder del partido mayoritario; este partido mayoritario asegura una cohesión entre el parlamento y el gobierno”.

El régimen parlamentario y el sistema de partido bipartidista inglés descansa sobre la disciplina del voto, por lo que el gabinete asegura su mayoría; además ofrece otra ventaja, el sistema bipartidista ya que cada partido tiene su líder que es reconocido como tal y en caso de triunfo se convierte en primer ministro.

Régimen parlamentario reforzado por el jefe de Estado: Dice que es un vestigio del sistema monárquico transformado en democracia, sostiene el autor que combinación semejante no ha tenido éxito, ya que es contrario a la lógica del régimen. Lo ejemplariza así a la Constitución alemana de 1919 – 1933.

Duverger también distingue entre democracia directa y la democracia mediatizada; en la primera los electores eligen por sí mismos al jefe de Estado; mientras que en la segunda los electores designan a quienes realizarán dicha elección.

Esta distinción que formula Duverger ofrece el inconveniente de utilizar una terminología equivoca, ya que el concepto de democracia directa consiste en el gobierno del pueblo con ausencia de representación, por oposición a la democracia semidirecta o representativa; y que para Duverger sería una forma de democracia representativa indirecta, cuando quiere designar el sistema electoral.

Regímenes unitarios o autocráticos: En este régimen la lucha política no existe oficialmente a no ser bajo la forma de combates individuales para obtener los favores del dictador. El dictador, Príncipe, Fiurer, Duce no pueden ser discutidos ya que su poder supremo está fuera del campo de la lucha política. En este régimen se distinguen los siguientes tipos:

  • Monarquía hereditaria;
  • Dictaduras surgidas de la conquista;
  • Autocracia moderna;
  • Autocracia totalitaria.