Tag: vals criollo

El día que me olvides alma mía, no sé si existirás en mí penar, al verme solo triste abandonado, mi vida la haría yo arrancar, mi vida la haría yo arrancar.

Acaso no comprendes que eres mi adoración, daría yo mi vida, también mi corazón, la sangre de mis venas, también te la daré, con tal que te convenzas que siempre te amare.

Los dos sabemos la verdad, y comprendemos que jamás podremos ser felices, ya no es posible continuar, se ha terminado la ilusión, no nos queremos…

Y nuestro cariño, yo sé que ha partido; por las calles triste, que van al olvido; cuando me doy cuenta, que ya eres ajena, yo tengo una pena, yo, yo tengo una pena, porque sé que nunca, volverás, mi nena.

Dicen que las despedidas son muy tristes, yo digo que tu ausencia para mí es la muerte, porque desde el día aciago en que te fuiste, muero porque ya tal vez no he de volver a verte.

Vuela mariposa del amor, juguete del destino, hoy te toca reír a ti, mañana a mí; triunfa porque eres hermosa, vives engañada, no tienes corazón, tu amor no vale nada. Triunfa porque eres hermosa, vives engañada, no tienes corazón, tu amor no vale nada.

A los 8 años de edad, pulsa un niño la guitarra, con talento, arte, garra, y con mucha, mucha habilidad. Su manera de tocar gusta y convence a la vez, y algunos años después…

Con sangre de mis venas, te marcare la frente, para que te respeten, aun con la mirada y sepan que tu eres, mi propiedad privada, que no se atreva nadie

Si te vas de mi lado china hereje, para burlarte tal vez de mi desgracia, tu bien sabes china boba quien soy yo, buen cantor, guitarrista y chupa caña, tu bien sabes china boba quien soy yo, buen cantor, guitarrista y chupa caña.

Un fracaso más que importa, si en la vida nunca fui feliz, una pena más es una gota de agua en el océano para mí, un fracaso más que importa.