Tag: criollismo

ya para mi no hay clemencia, nadie sufre, nadie llora, si han de matarme en buena hora, pero mátenme de frente. Yo soy señores Luís Pardo el famoso bandolero.

Ahora ya puedes, seguir pregonando, que yo fui el amigo que te traicionó, búscala su quieres, que ya está cobrada, la deuda entre amigos, saldada quedo.

Los dos sabemos la verdad, y comprendemos que jamás podremos ser felices, ya no es posible continuar, se ha terminado la ilusión, no nos queremos…

Los grandes ojos divisan el ansia y la tristeza, y bajando la cabeza, sin pensar en la inquietud. Al ronco son de mi gastada lira, vengo a cantar, vengo a cantar, no sólo lo que mi amada mira, en alta mar, en alta mar.

Recuerdo aquella vez que yo te conocí, recuerdo aquella tarde, pero no me acuerdo ni como te vi. Pero si te diré, que yo me enamoré, de esos tus lindos ojos y tus labios rojos que no olvidaré. Oye esta…
Leer más

 Barrio bajopontino, de locas mocedades, de Peral, el molino, de lejanas edades. Viejo barrio de vergel, de poetas y cantores, de pintores al pastel y de guapos bebedores. De malambo, las Leonas, Pedregal, la Condesa; de regias comilonas, de…
Leer más

Milagro de tu amor para mi vida. Milagro para mi fe que está perdida. Tú me viste llorar en tu partida y esas lágrimas de amor no eran fingidas.

En cambio sé que tu sufres y llorar por verme a tu lado otra vez, eso no puede ser, fuiste tan mala, lo que no vale se vota y no se recoge en la vida jamás, algo de eso eres tú no vales nada.

Yo te amé con locura, que hasta me imaginé, que si tu me dejabas, no iba a poder vivir. Pero me he convencido, que en esta vida, todo se olvida.

Sin cariño y sin amor todo es en vano, todo pierde su belleza y armonía, para qué vivir anclado en la tristeza, que nos deja la que nunca nos quería.