Sin confianza no hay democracia: electores e identidades políticas

«Tras argumentar que la identificación partidaria y la confianza en las instituciones son
condiciones para el buen funcionamiento de la democracia, se analizan las transformaciones
sociales y el cambio de modelo económico desde los años 70 como causas de desidentificación
y desconfianza política, fruto esta última de la frustración de las expectativas de los ciudadanos.
Se sostiene después que estos procesos no representan tendencias irreversibles, sino que
dependen del mantenimiento por parte de los partidos de estrategias electorales a corto plazo y
basadas en el intercambio particularizado». (Pág. 1)

Tipo de documento: Artículo | Editorial: Instituto de Estudios Sociales Avanzados (CSIC)