Perú 2006: comunicación, política y elecciones – Bailando, gritando y escuchando

Estas descripciones corresponden a momentos vividos en las respectivas campañas electorales de los tres principales candidatos a la presidencia. Según las últimas encuestas difundidas antes de las elecciones, el primer lugar lo ocupa Ollanta Humala (31 %), seguido por Lourdes Flores Nano de la alianza Unidad Nacional (26 %). En tercer lugar, se encuentra Alan García del Partido Aprista Peruano (23 %) (APOYO, 2 de abril de 2006).

Cabe resaltar que las cifras estuvieron variando semanalmente, pero sugieren que la contienda electoral se decidirá entre estos tres candidatos. Aunque la breve descripción dada al inicio representa solamente una fotografía de lo que han sido las campañas electorales hasta el momento, sí puede resumir de manera general las estrategias centrales de los candidatos, así como el tipo de contienda electoral que el Perú está viviendo.

Actualmente están postulando más de veinte candidatos a la presidencia del país, pero todo indica que la definición de quién pase a la segunda vuelta electoral será entre Flores, Humala y García. El sistema electoral peruano exige que el futuro presidente se imponga con más del 50 % de los votos, por lo que se ha implementado la modalidad de una segunda vuelta decisiva entre los dos candidatos que obtengan la mayor cantidad de votos. Los parlamentarios son elegidos para el Congreso unicameral el mismo día de la votación presidencia.

Las contiendas electorales siempre tienen su componente emocional que, gracias a la gran cobertura mediática y la profesionalización de la comunicación política, cada vez cobra más importancia.

Al fin y al cabo, la mayoría de los electores peruanos se decidirá por un candidato por razones emocionales, por un sentimiento que el político en cuestión despierte en él o ella. Recientemente, 43 % de los peruanos respondió estar poco interesado en la política, según un sondeo a nivel nacional elaborado por el Instituto GOP de la Universidad de Lima (22 de enero de 2006).

No obstante, las elecciones siempre son un tema importante del que la gente inevitablemente comienza a hablar, ya sea con amigos, familiares y sobre todo en el trabajo. Y es que la elección de un nuevo presidente sí puede tener consecuencias directas en la vida de los ciudadanos, sobre todo en un país como el Perú, que tiene muchos problemas sociales que resolver, registra un alto índice de desempleo y pobreza y ha sufrido un grave desprestigio de sus principales instituciones democráticas. La democracia en el Perú es joven, casi adolescente; por lo tanto, aún es frágil y volátil.

Esto lógicamente ha llevado a los asesores políticos de los candidatos a replantear las estrategias de comunicación política de manera minuciosa. Queda claro que, en esta campaña, cualquier error por parte de un candidato podría tener consecuencias devastadoras para su candidatura, dado el alto grado de desconfianza que siente la mayoría de la población hacia la política.

Estamos observando una campaña en la que los principales candidatos están haciendo todo lo posible por parecerse lo menos posible a un político tradicional. Se están elaborando estrategias alternativas que no necesariamente coinciden con lo que recomiendan los libros de marketing político. Con excepción del APRA, que es el único partido con una estructura interna relativamente sólida que ha participado continuamente en las elecciones peruanas desde 1931, los demás candidatos están tratando de desligarse en lo posible de las alianzas y partidos que representan y han enfocado la campaña hacia sus personas.

Esta tendencia no debe llamarnos la atención ante el magro 6,3 % de peruanos que según la encuesta de GOP aún confía en los partidos políticos. Por otro lado, este aspecto también pone en evidencia la fragilidad del sistema democrático peruano. Una democracia sólida a largo plazo solo se puede construir con partidos políticos que perduren a través del tiempo siguiendo una ideología política determinada, como se ve, por ejemplo, en el caso europeo occidental o norteamericano. A continuación, analizaremos más a fondo las estrategias de los tres principales candidatos a la presidencia.

Documento: Ensayo | Editorial: Konrad-Adenauer-Stiftung | Abrir documento

5/5 - 2 votos

Descubre más desde Politikaperu

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo