Método comparativo

Método comparativo, procedimiento de la comparación sistemática de casos de análisis que en su mayoría se aplica con fines de generalización empírica y de la verificación de hipótesis. Cuenta con una larga tradición en la metodología de las ciencias sociales; aunque también se encuentra en otras disciplinas, puede decirse que en grado especial es propia de la Ciencia Política.

El método comparativo en sentido estricto busca examinar nexos causales y trata de aislar los factores que pueden ser considerados como causa (variable independiente) de un efecto (variable dependiente) (→Causalidad).

El método comparativo es el sustituto del experimento en las ciencias sociales. Principalmente, se puede distinguir entre un modo de utilización cualitativo y otro cuantitativo. La distinción se refiere primordialmente al número (n) de los casos examinados. La reflexión metodológica en torno al método comparativos e refiere primordialmente a su variante cualitativa, ya que en este caso es casi imposible una estandarización del método comparativo porque típicamente éste se aplica sobre todo allí donde los métodos estandarizados de las ciencias sociales no funcionan debido a lo específico del objeto a analizar, ya sea porque éste no puede ser examinado de manera experimental o porque el número de casos es tan escaso que no pueden utilizarse procedimientos estadísticos. (Pág. 2)

El concepto de los casos comparables que según Lijphart se refiere a las condiciones contextuales es reducido a la concordancia de las variables analizadas (de resultado), creyendo que sólo lo similar en este sentido es comparable razonablemente (por ej. El parlamentarismo británico con el australiano, pero no con el sistema presidencial norteamericano). En este caso el prejuicio de que no se pueden comparar «peras con manzanas» se opone de la forma más decisiva a los requisitos del método de diferencia.

Ésta no solamente no excluye la diferencia simultanea entre las variables dependiente e independiente en los casos seleccionados; por el contrario, esta lógica de comparación es incluso la más convincente para reconocer una eventual relación causal: la causa A provoca el efecto X, la causa B, el efecto Y (o más concretamente: el sistema electoral de mayoría relativa conduce al sistema bipartidista, el de representación proporcional pura al sistema pluripartidista). (Pág. 5)

Documento: Artículo | Descargar

Califica post

Descubre más desde Politikaperu

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Descubre más desde Politikaperu

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo