Luis Pardo

ya para mi no hay clemencia, nadie sufre, nadie llora, si han de matarme en buena hora, pero mátenme de frente. Yo soy señores Luís Pardo el famoso bandolero.

Ven acá mi compañera, ven acá dulce andarita. Tu sola, sola, solita, que me traes a la quimera. Aquella mi edad primera, en el campo deslizada, junto a mi madre amada y de mi padre querido, era semejante al nido, que hace el ave en la enramada.

Por eso es que quiero al niño, amo y respeto al anciano, al indio que hoy es mi hermano, le doy todo mi cariño. Yo tengo el alma de armiño, cuando veo que se explota, toda mi cólera brota, y de sorpresa me indigno; cual una araña maligna, que hoy aplasta con mi bota.

Surge la pálida luna, sobre la noche serena, allá en los campos de avena, se mece como visión. Detrás de cada peñón, parece ver a su amada, que viene como escapada, en busca de su corazón.

Si me persiguen traidores, siempre fueron sin entrañas, se espantan de mis hazañas, que no son si no rencores. Dónde están mis defensores, ya para mí no hay clemencia, nadie sufre, nadie llora, si han de matarme en buena hora, pero mátenme de frente. Yo soy señores Luís Pardo el famoso bandolero.

Esta es la mejor versión del vals Luis Pardo a cargo de Eloísa Angulo.

+ Entradas relacionadas

Suscríbete a Politikaperu

Al suscribirse a nuestro boletín, recibirá un correo electrónico con las últimas publicaciones de Politikaperu. Únase a los suscriptores 3 845 que conforman la comunidad Politikaperu. El servicio es totalmente gratuito.

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

También me puedes seguir en estas redes sociales: Facebook | Twitter | Linkedin