Los decretos de urgencia

Los decretos de urgencia son normas legales que son producto del uso de una de las facultades legislativas que otorga la constitución al presidente de la república para “dictar medidas extraordinarias en materia económica y financiera” con cargo a dar cuenta al Congreso.

Los decretos de urgencia son normas legales que son producto del uso de una de las facultades legislativas que otorga la constitución al presidente de la república para “dictar medidas extraordinarias en materia económica y financiera” con cargo a dar cuenta al Congreso.

Por eso, con ocasión de haberse promulgado el Decreto de Urgencia N° 011-2004, “DICTAN MEDIDAS DE EMERGENCIA PARA EL SERVICIO DE TRANSPORTE PUBLICO AEREO”; de fecha 10 del presente y, siendo una norma legal considerada especial por su naturaleza de concepción, por sus efectos políticos y legales, consideramos pertinente hacer llegar a ustedes, información que les permita tener una mejor apreciación de los hechos, por lo que tenemos:

Los decretos de urgencia en el ordenamiento jurídico nacional y el derecho comparado, son normas legales que son producto del uso de una de las facultades legislativas que otorga la constitución al presidente de la república para “dictar medidas extraordinarias en materia económica y financiera” con cargo a dar cuenta al Congreso.

Esta facultad quedó plasmada en el inciso 20 del artículo 211 de la carta fundamental de 1979, bajo la tipología de decretos de necesidad y urgencia, mediante los cuales el presidente de la república dicta una serie de medidas legales que sobrepasan las atribuciones constitucionales.

En la constitución vigente también está plasmada esta facultad en el artículo 118 inc. 19, cuyo texto dice: “Dictar medidas extraordinarias, mediante DECRETOS DE URGENCIA con fuerza de ley, en materia económica y financiera, cuando así lo requiere el interés nacional y con cargo a dar cuenta al Congreso. El Congreso puede modificar o derogar los referidos decretos de urgencia”.

Estas normas “decretos de Urgencia” son consideradas institución que corresponde a la realidad constitucional peruana, y corresponde a casi todos los ordenamientos jurídicos modernos.

Por ejemplo, en España se denominan “decretos Leyes”, en Italia, “Ordenanzas de necesidad”; en Francia el artículo 16 de la Constitución de 1958 establece que: “se otorga esta facultad cuando los poderes públicos constitucionales estén interrumpidos y exista el supuesto de amenaza grave e inmediata contra las Instituciones del Estado el Presidente de la República tomará las medidas exigidas por las circunstancias”.

Georges Burdeau1, considera que esta prerrogativa siendo, una decisión discrecional del Presidente de la República, para su adopción debe darse dos supuestos obligatorios:  Que subsista una amenaza grave para la estabilidad y seguridad del país, y
que dichas circunstancias excepcionales produzcan la imposibilidad material de los órganos constitucionales para ejercer plenamente sus funciones.

1 BURDEAU, Georges; Derecho Constitucional e Instituciones Políticas Editora Nacional Madrid, 1981, pp.800-806.