La política de la oportunidad

Casi todos estarían de acuerdo en que uno de los significados del sueño americano es una visión de la movilidad ascendente, tanto social como económica. Dicho de otra manera, hay estadounidenses pobres, pero muy pocos esperan seguir siéndolo por mucho tiempo más.

La confianza en la movilidad social ascendente ha influido siempre en el voto de los estadounidenses.

Los estudiantes de la historia y la literatura estadounidenses a menudo se encuentran con la frase “el sueño americano”, la cual tiene muchos significados, desde el mundano hasta el religioso.

Casi todos estarían de acuerdo en que uno de los significados del sueño americano es una visión de la movilidad ascendente, tanto social como económica.

Dicho de otra manera, hay estadounidenses pobres, pero muy pocos esperan seguir siéndolo por mucho tiempo más.

Las historias de los que alcanzaron la riqueza se hallan tan profundamente arraigadas en el patrimonio nacional que los pobres rara vez han pretendido lograr el éxito a través de la lucha de clases (por ejemplo, mediante la formación de un “partido de trabajadores”), cuando creen que pueden realizarlo simplemente trabajando duro.

Por tanto, en los Estados Unidos, muy pocas veces los temas económicos oponen a un grupo de votantes contra otro, como si sólo un número limitado de personas pudiera alcanzar el éxito en un momento.

A lo largo de la historia, los votantes estadounidenses han buscado por lo general una combinación de prosperidad nacional más oportunidades individuales, “no una intensificación de los conflictos de clase o una redistribución general de la riqueza”.

La confianza en el” sueño americano” de la movilidad económica y social ha sido siempre uno de los factores más significativos cuando los votantes depositan su boleta para elegir presidente, y todo indica que la política de la oportunidad será igualmente importante en las elecciones de 1988.

Robert W, Hodge es profesor de sociología en la Universidad del Sur de California. Steven Lagerfeld es editor titular de The Wilson Quarterly.

Según los autores en los Estados Unidos de los años 1980, “los tres ingredientes más importantes que se conocen para tener “éxito” en los EUA de hoy son educación, la misma profesión que el padre (y las ventajas que esto conlleva) y un trabajo sobresaliente.

Tipo de documento: Artículo

*  Los jóvenes en el Perú: La democracia imaginada

Editorial: Revista Facetas

La política de la oportunidad
5 (100%) 2 votes