La comparecencia del gobierno en el parlamento español. Una forma de control parlamentario

El presente artículo tiene por finalidad proporcionar algunos apuntes sobre la comparecencia de los miembros del gobierno en el Parlamento español considerando, en primer lugar, que la bibliografía al respecto es escasa y, en segundo lugar, que es necesario determinar si es ésta simplemente un instrumento de información o es un acto de control parlamentario en todos los sentidos, así como cuál es su concepto, sus antecedentes, sus características, su actual regulación, la participación de la mayoría y oposición parlamentarias en la misma y cuáles serán las consecuencias de su ejercicio en el contexto del sistema político español.

País con régimen parlamentario pero que, en algunos casos, tiene disposiciones y costumbres similares a los regímenes presidenciales. Lo anterior, aunado a que en la actualidad el primer país pasa de un parlamentarismo «racionalizado». (Pág. 1)

El primer antecedente constitucional de la comparecencia de los miembros del gobierno ante el Parlamento español se encuentra, aunque no llegó a estar vigente, en el Estatuto de Bayona de 1808, posteriormente en la Constitución de Cádiz de 1812 y, más adelante, en el Estatuto Real de 1834 y en la Constitución de 1931.

La misma, durante la época del franquismo (1939 a 1975), no tuvo mayor importancia; sin embargo, existieron disposiciones reglamentarias que la contemplaron; por ejemplo, las «Normas Provisionales» de 1971, el Reglamento de las Cortes del mismo año y el artículo 53 de la Ley Orgánica del Estado, pero la crítica principal que se hace a los últimos tres en relación con la comparecencia es que su realización quedó sujeta a la discrecionalidad del gobierno, estando limitadas en eficacia y posibilidades. En 1973, para subsanar los desajustes de esta, se expidieron las «Disposiciones complementarias sobre el desarrollo de las sesiones informativas»; sin embargo, no evolucionaron.

En la actualidad, una vez que ha concluido el proceso de transición a la democracia en España, la comparecencia de los miembros del gobierno ante el Parlamento es considerada como una forma de control parlamentario en el Parlamento, ya que éste es el escenario político en donde se obliga a los miembros del gobierno, o a petición de los mismos, a exponer su actuación frente a los parlamentarios de las Cortes Generales españolas (Congreso de los Diputados y Senado) y, generalmente, ante la opinión pública, produciéndose como consecuencia de su ejercicio una responsabilidad política difusa.

De acuerdo con la Constitución española de 1978 vigente, se puede realizar ésta ante el pleno de las Cámaras y sus Comisiones, así como en las comisiones de investigación, para lo cual se reclama la presencia de los miembros del gobierno o la de los funcionarios de sus departamentos. Respecto a las últimas, también se regula la comparecencia de personas.

En relación con el Congreso de los Diputados y con el Senado, respecto de los procedimientos para realizar la comparecencia, existen ciertas diferencias; entre éstas, por ejemplo, las conclusiones de las comisiones de investigación del Senado serán publicadas antes de que sean discutidas por el pleno, salvo que se acuerde lo contrario, mientras que las del Congreso de los Diputados primero son discutidas y luego públicas.

La tendencia es que los ciudadanos conozcan cómo se tratan los asuntos públicos que les atañen, así como el papel del Parlamento español como órgano que permite el diálogo, para lo cual consideramos no sólo necesario establecer la presencia de los medios de comunicación en las comparecencias, como ya se consagra en disposiciones reglamentarias, sino que éstas se trasmitan de manera completa, así como modificar el procedimiento del «Debate sobre el estado de la nación». (Págs. 20-21)

Documento: Artículo | Editorial: Universidad Nacional Autónoma de México | Abrir documento

Califica post

Descubre más desde Politikaperu

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Descubre más desde Politikaperu

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo