La Comisión de la Verdad y Reconciliación en las encuestas

Si bien se requiere un estudio de la cobertura mediática para realizar un análisis global de la respuesta presentada, resulta evidente que o la información entregada por los medios de comunicación era limitada o que la expectativa suscitada por la creación de la CVR no había despertado mayor interés a los dos meses del inicio de funciones.

Apoyo Opinión y Mercado

El tema de la CVR aparece en los Informes de Opinión elaborados por Apoyo Opinión y Mercado S.A. el mismo mes de su creación, esto es en julio de 2001. En aquella oportunidad el 86% aprobó la creación de la CV, lo cual muestra el gran consenso ciudadano que concitó la creación de la CV.

Como se sabe, la conformación de la CV se produjo durante el gobierno de transición encabezado por Valentín Paniagua. Por ello, y ante el inminente ingresó al poder de Perú Posible, Apoyo preguntó si los comisionados nombrados debían poner su cargo a disposición del presidente Toledo, a lo cual la opinión pública contestó mayoritariamente que sí (58%). De esta respuesta se puede colegir que, a pesar del respaldo obtenido para la creación de la CV, la ciudadanía estaba de acuerdo con que el nuevo presidente gozara de las prerrogativas necesarias para efectuar los cambios que considere necesarios en la conformación de la comisión. Y ello se puede deber, principalmente, al poco tiempo que existió entre la conformación de la CV y la finalización del gobierno de Paniagua.

Para Apoyo, el tema de la CVR no mereció mayor interés hasta abril de 2002, a pesar de que en el período en que no presenta estudios de opinión sobre la comisión el presidente Toledo aumentó el número de comisionados y convirtió la CV en la CVR.

En abril de 2002, el 64% de los entrevistados apoyaba el trabajo de la CVR, mientras que el 23% lo desaprobaba. En la citada encuesta, destaca que el 65% del total de la muestra se pronunció a favor de que los hechos de la guerra debieran hacerse públicos. Hecho que evidencia el reclamo de transparencia y mayor información sobre la labor de la CVR y sobre el período de investigación.

Otro de los temas puestos en la esfera pública por Apoyo, es que la mayoría de peruanos (68%) consideraba que los hallazgos de las investigaciones deberían pasar necesariamente por el Poder Judicial, lo cual evidencia el reclamo de justicia y castigo para quienes habían transgredido la ley sin importar a que sector representaran.

Debe pasar más de un año, hasta junio de 2003, para que la CVR aparezca otra vez en los estudios de opinión de Apoyo Opinión y Mercado. En este Informe, el 52% aprueba el trabajo de la CVR, lo cual marca un importante descenso en su aprobación tomando en consideración al 64% obtenido en abril de 2002.

En lo que respecta, sobre si los hechos de la guerra deben hacerse públicos, la mayoría se pronunció a favor de que así sea (57%), aunque este porcentaje marca una reducción de abril de 2002 a junio de 2003 del orden del 8%.

Un porcentaje que aumenta a pesar de que la tendencia de la opinión pública era menos positiva a la CVR, es el que los hallazgos de las investigaciones pasen necesariamente por el Poder Judicial, con un 70%.

En lo que respecta a la decisión de la CVR de propalar vídeos en donde los altos dirigentes de las organizaciones terroristas se mostraron arrepentidos por sus actos, la ciudadanía se mostró indecisa, ya que el 45% aprobó la medida, mientras el 44% la desaprobó.

Un hecho que destaca a favor de la CVR es la percepción de independencia política que dio a pesar de los ataques mediáticos que la relacionaban con la izquierda y con las mismas organizaciones subversivas: el 63% consideró objetivo a la CVR, mientras que sólo el 9% consideró que favoreció a la Sendero Luminoso.

Otras de las conclusiones del presente estudio, son que para la opinión pública Sendero Luminoso es el principal responsable de las violaciones de los derechos humanos con el 52%, seguido del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru – MRTA con 39% y el gobierno del expresidente Alberto Fujimori con 35%.

El estudio de opinión en cuestión, deja en claro que, a pesar de la importancia del trabajo de la CVR, existía un porcentaje importante de peruanos (45%) que creía que el informe final de la CVR no serviría para nada.

El desencanto aquí mostrado, no parte de la descalificación del trabajo de la CVR, sino evidencia la desilusión que la ciudadanía tiene hacia el Estado y sus estamentos de poder como instituciones encargadas de poner en práctica las recomendaciones de la CVR.

Sobre la definición de Sendero Luminoso, la mayoría lo define como una organización delincuencial (68%), y no como un partido político (28%).

El Informe de agosto de 2003, muestra que la tendencia a la baja en la aprobación de la labor de la CVR se mantuvo, ya que se redujo hasta un 51%. Otro indicador que cae, es el de si los hechos de la guerra deben hacerse públicos, puesto que en junio de 2003 se encontraba en el 57% y dos meses después llegó al 51%.

Un hecho a destacar, es que la ciudadanía se mostró siempre a favor de que tanto las audiencias, como las investigaciones y las conclusiones de la comisión sean públicas. Además, de la exigencia de sanción para los responsables.

Para ese estudio, la responsabilidad de Sendero Luminoso sobre los hechos de sangre se incrementó considerablemente hasta el 74%, seguido del MRTA con el 54% y el gobierno de Alan García con 39%.

Una pregunta que es adecuado destacar de este último estudio, es la referida a las informaciones sobre la CVR, en donde la ciudadanía opina que la cobertura de los medios sobre Sendero Luminoso, MRTA, el gobierno de Fujimori y García ha sido mayoritariamente dura, mientras que, sobre el Gobierno de Belaúnde, las FFAA y las FFPP ha sido mayoritariamente equilibrada.

A manera de resumen se puede concluir que los informe de opinión de Apoyo Opinión y Mercado muestran que, si bien la gran mayoría de peruanos aprobó la conformación de la CV, la aprobación de la labor realizada por los comisionados ha ido mermando paulatinamente, aunque su trabajo siempre ha conservado el apoyo mayoritario de la población.

Otro de los aspectos a destacar, es el señalamiento a Sendero Luminoso como el principal responsable de la guerra interna de los 80´ y los 90´, y su definición como organización delincuencial y no como partido político como la teoría política lo señala.

Un hecho a destacar, es que Apoyo no se ocupe de la campaña d desprestigio implementada por diferentes actores políticos contra la CVR. Este hecho de importancia no mereció la formulación de siquiera una pregunta a lo largo de los más de dos años de labor de la citada comisión.

Conclusiones

El tratamiento periodístico sobre la CVR se ha sustentado especialmente en crear controversias y disputas políticas entre los actores, que difundir de manera adecuada las conclusiones a las que ha llegado dicho cuerpo colegiado.

La posición de los periódicos estudiados sobre la CVR ha sido de apoyo total o de oposición a él. En todos los casos, los diarios concentraron sus argumentaciones y noticias en los meses de agosto y septiembre, período donde la cuestión de la CVR tuvo cobertura de medios.

En la construcción de las noticias y editoriales se usaron las encuestas en los aspectos de discusión entre los actores políticos y sus posiciones respecto de la CVR para generar controversia.

Los estudios de opinión elaborados tanto por el GOP UL como por Apoyo Opinión y Mercado muestran que la conformación de la CVR despertó el apoyo de la gran mayoría de peruanos, pero que el respaldo a su gestión fue mermando con el transcurso del tiempo, aunque este estuviera durante el último año alrededor del 50%.

A pesar de la guerra sucia emprendida por diversos sectores políticos y del declive en el respaldo a la gestión de la CVR, para la mayoría de peruanos la labor de la comisión ha sido objetiva y no ha tomado partido ni por las FFAA, ni por los gobiernos de turno, ni tampoco por las organizaciones subversivas, como había sido acusado por un sector de la prensa.

Consideramos que las encuestas antes presentadas y analizadas muestran el reclamo ciudadano de conocer realmente qué sucedió, además del pedido de justicia y sanción para los responsables, sin distinción de a que bando se pertenecía.