Interés sobre la política

Es decir, es más complejo militar en un partido pues tiene que asumirse la ideología, participar de la organización y la competencia por hacerse de una posición de liderazgo es mayor; por ende es más fácil formar un movimiento y no estar sometidos a esas presiones. Adicional­mente, el tipo de partido que tenemos en el país pierde consistencia pues se necesitaban personas dispuestas a asumir una ideología política en forma muy intensa y los movimientos independientes dejan de lado esa variable y se concentran en la búsqueda de representación política. La caída de los paradigmas ideológicos ha logrado que las personas tengan una perspectiva menos ideológica de la política.

Otro aspecto que ha propiciado la crisis de los partidos son los cambios tecnológicos y por ende del tipo de relaciones sociales y de poder. Los partidos políticos con militantes, necesitaban de mítines y otras formas de manifestaciones masivas.

Las tecnologías de la información y las comunicaciones, acabaron con la distancia que existía entre los políticos y los electores. Entonces, los medios asumen la función de canalizar las demandas políticas de los ciudadanos y siendo los medios quienes asimismo, incluyen o excluyen de su ámbito a los partidos políticos los aíslan de las relaciones sociales.

Pertenencia a organizaciones sociales

La participación política de los ciudadanos en el sistema político, puede ejercerse no sólo en las organizaciones políticas, sino también en torno a intereses comunes, que no involucren necesariamente los aspectos políticos, sino los laborales, intelectuales, recreativos, económicos, etc.

Una de las manifestaciones del interés por la política, aunque en este caso más débilmente, es la pertenencia de las personas a alguna forma de organización social, que les permita organizarse en torno a ideas, objetivos e intereses comunes. Desde nuestra perspectiva, es parte componente del interés por la política, porque el estar organizados, les permite velar por sus intereses de grupo, en torno a lo que hace o deja de hacer el gobierno.

Sindicatos, gremios, asociaciones, etc., son principalmente grupos de presión que buscan mejorar la situación de sus socios, para ello, algunas veces deben interactuar con los organismos gubernamentales en búsqueda de algún beneficio legítimo y desde tal perspectiva se constituyen en grupos de presión. [5]

El 60,3 por ciento de nuestros entrevistados manifestó que no pertenecía a organización social alguna, mientras que, un 39,7 por ciento dijo pertenecer a alguna de ellas. Este último grupo, está muy disperso en múltiples tipos de organización, como clubes de madre y vaso de leche, colegios profesiones, gremios empresariales, clubes deportivos y barriales entre otros.

Si bien es cierto que el grueso de la población no participa de organización alguna y que los sindicatos laborales están en declive, la pertenencia a otros tipos de organismos les permite a los ciudadanos ejer­cer algunas funciones de participación, organización y gobierno que rijan sus destinos, y en esas manifestaciones, ejercer formas pluralistas o auto­cráticas de gobierno.

Este aspecto tiene su importancia, ya que, quienes ejercen la democracia como valores y ejercicio del gobierno en el nivel micro—social, puede esperarse de ellos una manifestación democrática a nivel macro—político. En ese sentido, consideramos oportuno indagar sobre los siguientes aspectos. Obstáculo o ayuda por pertenecer a alguna organización, participación de asociados, elecciones entre más de una lista, discusión de los temas asociativos, discusión de los temas nacionales, posibilidad de ser electo dirigente y respeto por los reglamentos y estatutos.

A quienes manifestaron pertenecer a algún tipo de organización social, se les inquirió sobre las ventajas o desventajas de afiliarse. La tabla nos muestra que definitivamente es una ayuda para el 81,5 por ciento y sólo un 2,6 por ciento afirma que es un obstáculo.

Refiriéndonos a las manifestaciones sobre el ejercicio del gobierno y la organización de las instituciones, encontramos los resultados que muestra la tabla siguiente.

Como puede observarse, aquellos mecanismos que justamente caracterizan a las sociedades plurales y democráticas, tienen porcentajes superiores al 50 por ciento, en el peor de los casos y el 90 por ciento en el mejor. Quizá la discusión de los temas nacionales dentro de las organizaciones, sea el punto débil de la cadena que vincula a sociedad organizada y sociedad política.

Es prudente asumir que los intereses grupales son los que ocupan el eje de la discusión, dejándose de lado a los  temas nacionales. Es posible que éstos por sus propias características provoquen algunas diferencias en cuanto a la perspectiva de análisis, que puedan provocar diferencias de opiniones, y por esta razón, se evite su discusión para evitar romper con la unidad del grupo.

Un hecho que requiere ser resaltado, es que en aquellas organizaciones sociales populares, como los comités de vaso de leche, comedores populares, son donde porcentualmente más se concentran las prácticas pluralistas y democráticas, mientras que en los Colegios profesionales y en las organizaciones populares descritas anteriormente, se concentra en mayor proporción la discusión de los temas nacionales.

Volver a Información y política: un análisis de las fuentes y opiniones políticas de los ciudadanos de Lima Metropolitana.

Referencias

[1] <Véase página 98. >

[2] Muchas expectativas ciudadanas se centran en el accionar de los Congresistas, como realizadores de obras públicas, que los pueblos reclaman. Al Congreso llegan delegaciones enteras en busca de apoyo para la realización de obras, que los Congresistas y el Congreso institucionalmente no hacen, sino sólo ha titulo personal, realizar pedidos de informe, de acuerdo al Reglamento del Congreso, e informalmente echar un vistazo sobre el avance del proyecto o la ejecución de la obra.  Y en ámbito legislativo, algunas leyes aprobadas han generado controversia y por ello, en algunos sectores ciudadanos se manifiesta sino rechazo, descontento o desaprobación.

[3] TORRES GUZMÁN, ALFREDO, Perfil del Elector,  Lima – Perú,  Apoyo S.A., 1989, p. 59.

[4] ALVAREZ RODRICH, AUGUSTO (EDITOR), El poder en el Perú, Lima – Perú, Apoyo S.A., 1era Edición, 1993, p 183.

[5] En el capítulo I se trató al respecto, en cuanto canales de comunicación y su función dentro del sistema político y el sistema social. Asimismo, debe destacarse que existe más de una descripción acerca de los grupos de interés.  Es común encontrar en la bibliografía la denominación de grupos de presión, tensión, ideológicos e interés, etc.  Como diferentes manifestaciones de un mismo eje temático.

5/5 - 12 votos

Descubre más desde Politikaperu

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo