Huáscar

Adiós Tacna, bella palma, ya muy pronto he de volver, iré a ver a los peruanos por Arica perecer; iré a ver a los peruanos por Arica perecer. Y adentro, matar, batir, al enemigo hasta el morir.

En las alturas de Arica vi al Huáscar navegar, vi al Huáscar navegar; con su pabellón peruano que batía sin cesar, con su pabellón peruano que batía sin cesar. Si Chile tiene Tacna, Arica y Tarapacá, nosotros como peruanos, las debemos de rescatar, las debemos de rescatar.  Si Chile tiene Tacna, Arica y Tarapacá, nosotros como peruanos, las debemos de rescatar, las debemos de rescatar.

Y adentro, matar, batir, al enemigo hasta el morir. ¡Viva el Perú! ¡Viva!

Su valiente comandante con esa nave batió, con esa nave batió, al Cochrane y a La Encalada y glorioso sucumbió, y glorioso sucumbió. Al Cochrane y a la Encalada y glorioso sucumbió, y glorioso sucumbió.

Adiós Tacna, bella palma, ya muy pronto he de volver, iré a ver a los peruanos por Arica perecer; iré a ver a los peruanos por Arica perecer. Y adentro, matar, batir, al enemigo hasta el morir.

Patrocinador

Suscríbete a Politikaperu

Al suscribirse a nuestro boletín, recibirá un correo electrónico con las últimas publicaciones de Politikaperu. Únase a los suscriptores 2 975 que conforman la comunidad Politikaperu. El servicio es totalmente gratuito.

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

También me puedes seguir en estas redes sociales: Facebook | Twitter | Linkedin