El sistema político

El sistema político es –según mi entender— un conjunto de partes y procesos componentes que interactúan y dependen mutuamente, referidos a la asignación autoritaria de valores.

1.3.3 La función de mantenimiento y adaptación

Son el conjunto de actividades que el sistema político realiza para reclutar a los individuos que representarán los roles políticos, además de la creación de nuevos roles y la búsqueda de personal para ejercerlos; también se incluyen las adaptaciones que pueden acaecer en el sistema político con la finalidad de sobrevivir y no ser rebasado por las demandas. “Ningún sistema puede aceptar y transformar en productos un número y diversidad ilimitados de demandas. Por definición, las demandas son pro­posiciones articuladas que se formulan a las autoridades para que lleven a cabo alguna clase de asignación autoritaria”. [17]

Aquí juega vital importancia la socialización política y el recluta­miento de personal político, que vaya renovando los miembros que cum­plen los roles políticos dentro de las estructuras.

La producción de resultados es lo que el sistema político emite como respuesta a los requerimientos sociales y que a su vez se convierte en in­sumo de entrada en la sociedad; la interacción de este proceso pueden dar como resultados cambios en el medio externo (sociedad general) y estos a su vez afectar al sistema político produciéndose una retroalimen­tación, realimentación o feedback.

Estos productos pueden ser de los si­guientes tipos: a) productos extractivos; b) productos de regulación de conducta; c) productos de prestación y distribución de bienes y servicios; d) productos simbólicos.

Sin embargo, no esperemos que a toda demanda se produzca una respuesta cargada de decisión con resultados. Es pertinente formular pues una distinción entre realimentación positiva y negativa.

En ambos casos existe una respuesta, pero en el primer caso, la respuesta llega como una solución —completa o incompleta— a la demanda planteada; en el segundo caso, la respuesta no soluciona una situación problemática planteada por la sociedad o por el sistema político mismo. Si no que pospone u omite responder por no tener posibilidad de resolver al rebasar su propia capacidad, por ser una demanda que viola ciertos principios y valores esenciales de la sociedad o del sistema político.

En tal sentido la reali­mentación es información dentro de una red de comunicación que producirá una reacción y en tal medida expresa un equilibrio dinámico entre los sistemas.

Tabla 3: Realimentación: Productos

Tabla 3: Realimentación: Productos

La producción de resultados es lo que el sistema político emite como respuesta a los requerimientos sociales y que a su vez se convierte en in­sumo de entrada en la sociedad; la interacción de este proceso puede dar como resultados cambios en el medio externo (sociedad general) y estos a su vez afectar al sistema político produciéndose una retroalimen­tación, realimentación o feedback.

Estos productos pueden ser de los si­guientes tipos: a) productos extractivos; b) productos de regulación de conducta; c) productos de prestación y distribución de bienes y servicios; d) productos simbólicos.

Sin embargo, no esperemos que a toda demanda se produzca una respuesta cargada de decisión con resultados. Es pertinente formular pues una distinción entre realimentación positiva y negativa. En ambos casos existe una respuesta, pero en el primer caso, la respuesta llega como una solución —completa o incompleta— a la demanda planteada; en el se­gundo caso, la respuesta no soluciona una situación problemática plan­teada por la sociedad o por el sistema político mismo. Si no que pospone u omite responder por no tener posibilidad de resolver al rebasar su propia capacidad, por ser una demanda que viola ciertos principios y valores esenciales de la sociedad o del sistema político. En tal sentido la reali­mentación es información dentro de una red de comunicación que produ­cirá una reacción y en tal medida expresa un equilibrio dinámico entre los sistemas.

Referencias

[1] EASTON, DAVID, Esquema para el análisis político. Buenos Aires,  Amorrortu,  p. 48.

[2] Loc. Cit.

[3] EASTON,  Ob. Cit.,  pp. 79 – 80.

[4] SARTORI, GIOVANNI,  Teoría de la democracia, T. I. España,  Alianza Universidad, p. 262.

[5] Loc. Cit., pp. 262 – 263.

[6] EASTON, Ibíd., p. 79.

[7] EASTON, Ob. Cit., p. 103.

[8]  Ibíd., p. 104.

[9] Sólo como ejemplo: del sistema ecológico, biológico y de personalidad.

[10] El uso de la palabra ayuda aparece en el libro: Política comparada, de Almond y Powell y cuando ejemplifica utiliza “apoyos o ayudas”, mientras que en Esquema para el análisis político, Easton, al describir los tipos de insumos, expresa que son demanda y ayudas. Ambas palabras son sinónimas y es posible que los cambios se hayan realizado por las diferencias en la traducción.

Lapierre, en su libro: El análisis de los sistemas políticos, afirma que Easton utiliza inputs como demandas, recursos y apremios. En cuanto a las demandas hay coincidencia, tanto en el término como en la conceptualización, mientras que, en el segundo aspecto hay diferencias en el uso de los términos, más no en la conceptualización; la diferencia a resaltar es que Lapierre introduce una relación entre las demandas y los recursos disponibles en el sistema, que serían los apremios o limitaciones inherentes a todo sistema, cosa que los otros autores, separan con fines analíticos y lo presentan cuando describen sobre la respuesta o realimentación del sistema en forma de productos.

La cuestión es importante pues las ayudas y los recursos se extraen de otros sistemas y en tal sentido ingresan al sistema político, son sin duda insumos y se distinguen de las demandas, igualmente, los apremios resultan de una diferencia entre recursos disponibles y demandas, de allí la importancia de separar las cuestiones, pues puede prestarse a confusión.

[11] ALMOND Y POWELL, Ob. Cit., p. 31.

[12] Debe entenderse como la acción gubernamental que se encarga de establecer pautas básicas de funcionamiento de la economía de mercado. Regulación de publicidad, calidad de bienes, competencia y medidas antimonopolio, etc.

[13] DEUTSCH, Ob. Cit., p. 207.

[14] LAPIERRE, Ob. Cit., p. 70.

[15] ALMOND Y POWELL, el resumen es nuestro, Ob. Cit., p. 33.

[16] EASTON, Ob. Cit., p. 169.

[17] EASTON, Ob. Cit., p. 166.

Volver a Información y política: un análisis de las fuentes y opiniones políticas de los ciudadanos de Lima Metropolitana.

5/5 - (27 votos)