El sistema político de Almond y Powell

Segundo artículo que presenta una síntesis de la obra "Política Comparada" De Almond y Powell, en la que desde una perspectiva comparativa y sistémica proponen estudiar los sistemas políticos sobre la base de nuevas claves...

Del mismo modo pueden existir tradiciones y estructuras frecuentes en los distintos roles, estructuras y subsistemas; por lo que todo lo que conozcamos acerca de la estructura y la cultura política de un sistema político permitirá caracterizar con mayor eficacia sus propiedades y predecir y explicar su comportamiento.

Almond y Powell emplean el concepto de cultura política en un solo sentido de los distintos que usa la Antropología política que es «Cultura Política = orientaciones psicológicas hacia objetos sociales.

Es decir, cuando hablan de la cultura política se refieren al sistema político que informa los conocimientos, los sentimientos y las valoraciones de su población. Esta forma de expresar la cultura política significa una orientación política específica hacia los aspectos internalizadores de las relaciones políticas que son:

  • La orientación cognoscitiva: que se refiere a los conocimientos y creencias acerca del sistema político, de sus roles y de lo referente a dichos roles de sus aspectos políticos y administrativos. Es decir, acerca de lo que la población cree de su gobierno, autoridades y relaciones de poder, en el aspecto trascendental y no coyuntural.
  • La orientación afectiva: Se refiere a los sentimientos que tendrán los ciudadanos acerca del sistema político, a sus roles, las personas que lo componen y los logros que han alcanzado para todos.
  • La orientación evaluativa: que implica los juicios y opiniones sobre el sistema político, que involucran la combinación de la información disponible y los sentimientos de los ciudadanos. El proceso mediante el cual se inicia al niño determinadas actitudes y roles políticos, en la que se les inculca las creencias, las inclinaciones políticas y los valores se denomina socialización política, y está acompañada con la socialización en general estudiada tanto por la Psicología y la Sociología.
  1. La Secularización

Es el proceso por el cual el hombre acrecienta su capacidad racional, analítica y empírica de su acción política, es un proceso a través del cual las orientaciones y actitudes ceden ante procesos de decisión más dinámicos, que exigen recoger y evaluar información, para establecer cursos de acción alternativos para probar que lo elegido producirá o no las consecuencias buscadas (dimensión racional). El cambio de actitudes y creencias políticas apelando a la razón por medio del uso de aspiraciones, creencias y mitos de los votantes, implica un trabajo técnico de búsqueda de información y procesarla para luego ejecutando un plan conseguir los objetivos buscados.

Dentro de la concepción sistémica de Almond y Powell, el sistema político está constituido por roles interactuantes, estructuras y subsistemas a la vez que por inclinaciones psicológicas esenciales que afectan esas interacciones.

  1. Dinámica o funcionamiento de los sistemas políticos

Usando el enfoque sistémico Almond y Powell sostienen que el sistema político, en su funcionamiento pasa por las tres siguientes etapas:

  • Ingresos o insumos o inputs: son la materia prima para la toma de decisiones, y consisten en las necesidades que manifiestan la sociedad. Ellos pueden provenir del medio social o del interior del sistema político, las demandas afectan las políticas y los objetivos del sistema. Los insumos pueden provenir de tres fuentes específicas que son la sociedad interna, las elites políticas y la estructura internacional. Así por ejemplo en el caso de las elites políticas las demandas provienen de los ministros, los jueces, los grupos de presión, los partidos políticos, etc. En el caso del sector externo las demandas pueden venir de las presiones, las amenazas, las invasiones, los controles o advertencias de cualquier sistema político exterior. Según Almond y Powell los insumos o ingresos son de dos tipos. las demandas y las ayudas.
  • Demandas: las demandas que recaen sobre el sistema político se clasifican de acuerdo a su extensión y variedad así:
  • Demanda de bienes y servicios: en este tipo de demandas son consideradas la legislación salarial y sobre jornadas de trabajo, las oportunidades educativas, las facilidades recreativas, los caminos y los transportes.
  • Demandas de regulación de la conducta: que implica las demandas de seguridad pública, el control de mercados, las reglamentaciones sobre salubridad y sanidad.
  • Demandas de participación política: estas demandas implican los derechos a voto, la posibilidad de ejercer cargos públicos, el derecho de peticionar, y la posibilidad de organizarse o asociarse a asociaciones políticas (grupos de presión o partidos políticos).
  • Demandas de comunicación: estas demandas implican la información política, así como el exigir el cumplimiento de las leyes, la relación de comunicación entre élite y masa. Todas estas demandas se presentan en diversas combinaciones y grados de intensidad.
  • Las ayudas: permiten al sistema político extraer, regular y distribuir; es decir levar a cabo sus objetivos y sirven como aporte para sustentar y mantener un sistema y como un paliativo a la demanda que se le hacen al sistema político. Según Almond y Powell las ayudas son las siguiente:
  • Las ayudas materiales: Son el pago de contribuciones, las pensiones de servicios, trabajos en obra pública o el servicio militar obligatorio.
  • Las Ayudas de obediencia a la ley y las normas.
  • Las ayudas mediante la participación política: que es el ejercicio del voto, la discusión y todos los mecanismos de participación.
  • Las ayudas de atención prestadas a las comunicaciones y manifestaciones de respeto y deferencia a la autoridad pública, a los símbolos y las ceremonias.