El otro De Soto

El tema me llamó la atención, por tratarse de una persona con una alta reputación en los medios peruanos y por tratarse de un caso, el venezolano, que distaba mucho de ser comparado con el peruano. Kenney no solo me comentó que había tenido varias comunicaciones con Coppedge para confirmar el tema, sino que me presentó los textos plagiados por De Soto. No había dudas. Por la importancia del caso, Kenney le agregó una adenda a su artículo traducido del inglés y comentó los hechos, que hoy es motivo de discusión.

Caretas solicitó tener el texto y con nuestro permiso, reprodujo el original y el plagio, en su edición 1441, del 21 de noviembre de 1996. Una semana después, en el número 1442, Hernando de Soto escribió una carta a Caretas, donde señaló que esperaría tener el libro para responder.

Nunca lo hizo y no se habló más del asunto. Hoy que ha salido a luz, nuevamente el tema, Hernando de Soto tiene la oportunidad de responder ante un hecho, que coloca un manto de duda sobre su honestidad.

Documento: Artículo | Editorial: Pontificia Universidad Católica del Perú | Abrir documento

Califica post

Descubre más desde Politikaperu

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo