El mandato parlamentario: Estudio comparativo mundial

La presente monografía es la segunda de una serie editada por la Unión Interparlamentaria y dedicada al derecho parlamentario comparado. Respecto a la destacada publicación del Sr. Bergougnous, dedicada a la presidencia de las asambleas, aborda un tema muchísimo más amplio, esto es, el mandato parlamentario en general y el estatuto de los parlamentarios en particular.

A primera vista puede parecer temerario abordar en el marco de una sola publicación un tema tan amplio y variado. En efecto, por una parte, engloba cuestiones tan importantes (como las inmunidades parlamentarias, las incompatibilidades, las reglas deontológicas, la disciplina…) que es posible preguntarse si cada una de ellas no merece una monografía de derecho comparado por sí sola. Por otra parte, abarca aspectos que están tan vinculados a la realidad socioeconómica de cada país que es extremadamente aventurado establecer con certeza puntos comunes. Pensamos en particular en los sistemas de honorarios y pensiones.

Sin embargo, estamos convencidos de que una publicación general sobre el mandato parlamentario ocupa su lugar en esta serie de monografías, precisamente porque permite obtener una idea general sobre sistemas cuya importancia no puede subestimarse para el buen funcionamiento de los parlamentos. Así, por ejemplo, lejos de ser un catálogo de privilegios, el estatuto de los parlamentarios es una condición previa para su independencia y, por consiguiente, para el equilibrio entre los poderes, que sigue siendo, pese a todos los matices que deban aportarse, uno de los principios básicos de todo sistema parlamentario.

Los datos incluidos en el siguiente texto proceden de las 134 respuestas al cuestionario enviado en 1997 por la Unión Interparlamentaria a todos los parlamentos del mundo. En la medida de lo posible se han comparado sistemáticamente con las constituciones, las legislaciones y los reglamentos de las asambleas de los países que respondieron.

El conjunto de las respuestas representa más de 2000 páginas, entre las cuales forzosamente ha habido que proceder a una selección. Como toda selección, ésta se halla sujeta a críticas a menudo justificadas. Así, por ejemplo, es indudable que algunas asambleas son citadas con menos frecuencia que otras. Ello no implica evidentemente ningún juicio de valor y se debe a veces a factores tales como la fecha de la recepción de las respuestas o el aprovechamiento de los datos incluidos en esas respuestas.

Se trata también de la consecuencia lógica del hecho de que, en lugar de proporcionar un volumen indigerible de datos, hemos elegido tratar de descubrir en cada materia específica tendencias, corrientes… Estas corrientes son en general de orden histórico, pues algunos Estados occidentales han exportado en diferentes olas de colonización (Reino Unido, Francia…) o incluso ulteriormente, a través de su irradiación política y económica (Estados Unidos de América), sus ideas sobre el funcionamiento de un sistema parlamentario.

En una publicación de esta naturaleza, ello conduce casi inevitablemente a conceder una atención especial, por una parte, a los «pioneros» de la corriente en cuestión, con frecuencia a expensas de los países que, ciertamente con igual talento, siguen con algunos años de retraso, y, por otra parte, a los países que sistemáticamente actúan solos en la materia en cuestión. Esperamos que el lector nos perdonará estas elecciones, que están dictadas únicamente por imperativos científicos y de redacción y en ningún caso por un «eurocentrismo», que por definición no tendría cabida.

Por motivos evidentes, hemos seguido al redactar la presente monografía, el esquema del cuestionario. Así, estudiaremos en una primera parte la naturaleza del mandato parlamentario, concediendo una atención especial a la oposición tradicional entre el mandato imperativo y el mandato representativo (este último triunfó definitivamente después de la caída del muro de Berlín), así como a la duración del mandato. En lugar de concentrarnos en la duración propiamente dicha del mandato, hemos elegido el examen del comienzo y el final del mandato. En este contexto se ha concedido una atención especial a la cuestión consistente en saber si el parlamentario tiene derecho a poner fin unilateralmente a su mandato y las condiciones en las que puede perderlo.

La segunda parte está totalmente dedicada al estatuto propiamente dicho, esto es, las ventajas y las cargas que tratan de garantizar la libertad en el ejercicio del mandato del parlamentario. Se trata en particular de los honorarios parlamentarios en un sentido amplio, comprendidos los honorarios complementarios, el sistema de pensión y las otras facilidades, que estudiaremos en el capítulo I, el régimen de las incompatibilidades (capítulo II), las declaraciones de patrimonio e intereses (capítulo III), la irresponsabilidad y la inviolabilidad parlamentarias (capítulo IV), y el lugar protocolario que ocupa el parlamentario (capítulo V).

En la tercera parte se trata del mandato del parlamentario bajo el enfoque de la interacción de este con su asamblea. Esa interacción adopta primero el aspecto de programas de formación destinados concretamente a los nuevos parlamentarios (capítulo I), pero también la forma de una serie de obligaciones que la asamblea le impone: obligación de presencia (capítulo II), reglas de conducta dentro de la asamblea (capítulo III) y en el exterior de esta («códigos de conducta» que estudiaremos en el capítulo IV) y, por último, el concepto típicamente anglosajón de «ofensa» al Parlamento (capítulo V).

Como en toda labor de este tipo, nos damos cuenta de que somos prisioneros del cuestionario, por muy bien que esté concebido. Así, por ejemplo, en el momento del análisis de las respuestas se ha puesto de manifiesto la fuerte imbricación existente entre temas tales como la declaración de patrimonio y/o intereses, por una parte, y los códigos de conducta, por otra. Sin duda podrían haberse elegido otras soluciones, pero tenemos la osadía de esperar que el camino que hemos elegido será digno del interés del lector.

Documento: Libro Electrónico | Editorial: Unión Interparlamentaria | Abrir documento

5/5 - 3 votos

Descubre más desde Politikaperu

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo