El fenómeno Fujimori: Un caso de análisis para el marketing político

El proceso electoral de 1990 se caracterizó por presentar un resultado final inesperado para los analistas políticos, que no supieron prever el crecimiento lento pero seguro de un candidato hasta entonces desconocido. Alberto Fujimori un...

(4) Aquellos independientes que Belmont representó en Lima, que Vargas Llosa quiso representar, pero perdió tal representación al formar una alianza electoral con dos de los más antiguos líderes políticos del país, contradiciéndose con sus hechos, lo que había expresado con la palabra.

(5) DENIS LINDON. Marketing político y social. Ed. Tecniban s.a. Madrid 1977.

(6) Punto de vital importancia. Los estrategas fredemistas no querían una segunda vuelta, por no competir con el candidato aprista que podía ser apoyado por la izquierda. Mientras tanto el candidato Fujimori, no peleaba con nadie, ni se enfrentaba con nadie. Vargas Llosa había peleado con los sectores políticos opuestos a él (su ataque fue generalizado) entre tanto Fujimori no peleó con nadie, por lo que carecía de enemigos. Esto explica el voto sin condiciones del APRA y la izquierda en la segunda vuelta, sólo por el hecho de impedir el triunfo del FREDEMO. Evidencia de lo pasional que son las contiendas electorales.

(7) Con todo el derecho que les asiste, asumen una posición respecto al panorama electoral. Ya que, está demostrado que entre el medio de comunicación y el receptor (el oyente, lector o televidente) existe un cierto grado de compatibilidad ideológica, producido por complejos procesos psicológicos que han sido explicados por la psicología social.

(8) En general se informaba de diferente forma las actividades de los candidatos; el candidato favorito (del medio informativo) tenía gran cobertura informativa, mientras los (el) candidatos opositores tenían una cobertura secundaria en el mejor de los casos, y en casos extremos de hacía uso de la desinformación o se informaban las peores partes del discurso, de las incoherencias del mismo o se editaban las tomas (en TV) de menor público en los mítines.

(9) El APRA gastó según las proyecciones de entonces aproximadamente dos millones novecientos noventa y ocho mil quinientos sesenta y cinco dólares (US$. 2,998.565 00/100). Ver Diario la República del 27 de mayo de 1990. Suplemento Domingo.

(10) Se calcula que Cambio 90 gastó aproximadamente (US$. 222,641), haciendo un costo por voto obtenido de 12 centavos de dólar. Ver Wilson Jaime Barreto Marketing político. pág. 166.

(11) Así el APRA se encargó de desenterrar la posición de Vargas Llosa con respecto a la Revolución cubana, su actuación en el caso de la matanza a 8 periodistas, sacar citas de sus obras literarias que contenían dosis de erotismo y finalmente, la costumbre del escritor de fumar marihuana cuando joven.

Bibliografía

  • Jaime Barreto, Wilson. «Marketing político». Ed. Universidad del Pacífico. Lima-Perú 1991.
  • Marie Domenach, Jean «la propaganda política». Ed. EUDEBA. Buenos Aires-Argentina 1966.
  • Lindon, Denis. «Marketing político y social». Ed. Tecniban. Madrid-España 1976.
  • Torres Guzmán, Alfredo. «Perfil del Elector». Ed. Apoyo. Lima-Perú 1989.
  • Blaker, Reed y Haroldsen, Edwin. «Taxonomía de conceptos de la comunicación» Ed. Nuevomar. México D.F. 1975.
  • Del Rey Morato, Javier. «La comunicación política» Ed. Eudema. Madrid-España 1989.
  • Brown, J.A.C. «Técnicas de persuasión» Ed. Alianza Editorial. Madrid-España 1986.
5/5 - (7 votos)