El Congreso de la República visto por la región de Ica

4.  Representación

El vínculo de representación política entre congresistas y ciudadanos es interpretado por los encuestados como una conexión en la que importa la labor de representación programática y la de fiscalización con un poco más de énfasis que los roles de mediación. Para un 85.8% de los encuestados, los congresistas tienen como sus funciones principales la de proponer leyes que beneficien la región; un 80.8% que estas leyes beneficien a todo el país por igual. La función legislativa aparece como la principal ante los encuestados.

En segundo término, la capacidad de fiscalización es valorada. Un 77.5% de encuestados identifica como función la de fiscalizar a los funcionarios del gobierno central y un 72.8% a los funcionarios locales. Finalmente, en tercer término, un 79.8% identifica como función la de gestionar pedidos de la población ante las autoridades y el 68.8% la de mediar entre la población y el gobierno cuando hay conflictos. A diferencia de otras regiones, donde el porcentaje es mayor, el 35% de entrevistados identifica como función la de participar en las protestas regionales.

Tabla 4: Las funciones de los congresistas

Cuando se interroga por funciones que los congresistas deberían subrayar como de mayor importancia, la capacidad de proponer leyes que beneficien a todo el país por igual resulta como la más mencionada por los encuestados (20.6%), seguido por la de proponer leyes que beneficien a la región (19.7%) y de la capacidad de gestionar pedidos de la población ante las autoridades (17.3%). Las labores de fiscalización son las funciones a las que se exigen menor protagonismo. A nivel nacional, las labores de elaboración de leyes (tanto de beneficio regional y de beneficio nacional) son las subrayadas como las de mayor importancia (26 y 17.8%) respectivamente. En cambio, la gestión de pedidos de la población con las autoridades es considerada como muy importante por un 16.9% de los encuestados a nivel nacional. Un alto 22% no respondió la pregunta (el 16.5% no lo hizo a nivel nacional).

Gráfico 10: A qué debe dar mayor importancia el congresista

Respecto a la percepción de representatividad de los congresistas de la región Ica, el 71% de los encuestados considera que no se siente representado para nada por sus representantes; un 16.6% que éstos representan “en algo” sus intereses, y un escaso 1.9% que representan “mucho” los intereses de los encuestados. Esta evaluación resulta negativa en comparación con el nivel nacional, en el que el 62.5% de encuestados no se siente representado “para nada”, el 25.3% representado solo “en algo”, y el 4.4% “mucho”. Cabe indicar que el nivel socioeconómico y el nivel educativo de los encuestados están asociados estadísticamente con los que se sienten representados. La distribución de los grupos que se sienten representados varía positivamente conforme el entrevistado tenga más ingresos y más nivel educativo.

Gráfico 11: ¿Usted cree que algún congresista de su región representa sus intereses?

Cuando se explora las actividades concretas que los congresistas deben realizar para cumplir su rol de representación política encontramos que, para los encuestados, lo más frecuente en los congresistas de Ica es que: “conocen la problemática regional” (28.9%), seguido de “participan en el aniversario de la ciudad” (24.3%) y de gestionar beneficios para sus electores (19.3%). Sin embargo, en ninguno de los casos, estas características pasan siquiera del 30%, es decir que, en términos generales, se reconoce cierta identificación del parlamentario regional con su jurisdicción, pero no lo suficiente como para generar un vínculo de representación política.

Tabla 5: ¿Usted cree que por lo general los congresistas de su región…?

Los criterios para evaluar a un parlamentario se circunscriben a la capacidad que tiene para legislar en beneficio de la región o para fiscalizar, de acuerdo con los resultados de la encuesta a nivel regional. Pero para elegir a un potencial congresista, es el plan de gobierno del candidato o de su partido, así como características personales de los políticos, los que terminan imponiéndose. Para un 39.4% de encuestados, el plan de gobierno es lo que más influye para decidirse a votar por determinado candidato congresal.

Para un 24.2% son las cualidades personales, a las que se le puede adherir el 4.7% que reconoce que tiene que ser alguien nuevo en política. Para un importante 18.4%, son las promesas de beneficios directos o indirectos lo que termina determinando el voto por un candidato congresal. Finalmente, para un 5.9% es importante el partido al que pertenece el candidato.

Tabla 6: En general, ¿qué es lo que más influye en usted al decidirse a votar por un candidato al Congreso?

Cabe resaltar cual es el poder del clientelismo en la definición de un candidato. Ante una pregunta experimental, en la que un candidato repartía regalos y dinero, y en la que un candidato repartía discursos y volantes, existía una mayor probabilidad de parte del encuestado de votar por el segundo que por el primero. El que ofrece un tipo de vínculo clientelar aparece como desconfiable ante el elector. Por ejemplo, un 18.2% considera para nada probable votar por un candidato clientelar, mientras que este porcentaje disminuye a 13.4% cuando el candidato no ofrece ningún tipo de intercambio clientelar en búsqueda de su apoyo.

Gráfico 12: ¿Cuan probables es que vote por ese candidato si…?

5.  Principales aspectos de la cultura política

La cultura política del ciudadano promedio de Ica guarda similitudes y diferencias respecto a las características del ciudadano promedio nacional. Es similar en su interés por la política regional por sobre la política parlamentaria y la política nacional; en la satisfacción con los servicios estatales; y con respecto a la satisfacción con el régimen democrático. Con respecto a las diferencias, el ciudadano iqueño se encuentra ideológicamente más a la derecha que el promedio nacional, es menor autoritario, ha protestado menos en el último año, y es más individualista aún que el promedio nacional. En cada uno de los siguientes apartados se detallarán estos rasgos.

5.1Interés por la política

De acuerdo con los encuestados, la política regional es la que mayor nivel de interés político concita. Para el 46.4% de encuestados, la política regional causa algo o mucho interés, mientras que para el 52.9% muy poco o nada de interés. Lo que sucede en el Congreso y la política nacional crean menos interés para el elector regional. Un 30.1% de encuestados tiene algo o mucho interés por la política parlamentaria y el 40.8% tiene “algo o mucho interés” por la política nacional. A nivel nacional, el interés por la política regional es similar (46.6%), pero por la política parlamentaria algo menor (38.2%), mientras que la política nacional concita “algo” o “mucho interés” de manera similar a los estándares regionales, es decir del 51.3% de encuestados nacionales. El interés por la política varía significativamente por nivel educativo y por ingreso. Luego de aplicar las pruebas de Chi-cuadrado de Pearson, se comprobó la dependencia del interés por la política con respecto al nivel educativo y al nivel de ingreso.

Tabla 7: Interés por la política

5.2Ideología

En el continuo ideológico de izquierda a derecha (extrema izquierda=1 y extrema derecha=10), el elector promedio de la región se ubica en el punto 5.9 más hacia la derecha que el promedio a nivel nacional (5.19). Cabe indicar que hay un 24.4% que no respondió la pregunta (superior al 16% a nivel nacional) que fue excluido del cálculo de la ubicación ideológica promedio. La autoubicación ideológica varía significativamente por nivel socioeconómico. Las pruebas de Pearson indican que Ideología no es independiente del nivel socioeconómico del encuestado y que tiende a moverse hacia la derecha conforme aumentan los niveles de ingreso.

Gráfico 13: Auto—ubicación ideológica – Ica

5.3 Satisfacción con los servicios del Estado

Los niveles de satisfacción de los servicios estatales varían con respecto a las áreas de intervención. En salud y en educación se encuentran, relativamente, los mayores niveles de satisfacción. Con respecto al primer sector, el 19.9% se siente satisfecho con los servicios en salud; mientras que con respecto a educación dicho porcentaje es de 13.5%. En materia de seguridad es donde existe mayor insatisfacción: sólo el 3% se siente satisfecho o muy satisfecho Luego de realizar las pruebas de Chi cuadrado de Pearson, se comprobó que la percepción de satisfacción con respecto a los servicios estatales no está asociada con el ingreso de los encuestados. Tampoco existe asociación entre la percepción de satisfacción de los servicios estatales y el nivel educativo de los interrogados. De la misma manera no existe relación estadística significativa entre la satisfacción con respecto al Estado y el nivel de conocimiento que tienen los entrevistados sobre el Congreso.

Gráfico 14: Satisfacción con los servicios que el Estado ofrece…

5.4 Apoyo a la democracia

El 50.5% de los encuestados de Ica considera que la democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno. Un 9.6% enfáticamente considera que en algunas circunstancias un gobierno autoritario puede ser preferible, y un 10.9% que a la gente como uno le da lo mismo un régimen autoritario que uno democrático.

El apoyo a la democracia en Ica es similar al promedio nacional, en el que el 60.6% considera que la democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno. Sin embargo, el porcentaje de los que justifican un gobierno autoritario es menor en esta jurisdicción en comparación con el promedio nacional (14.5% a nivel nacional).

El apoyo a la democracia no es independiente del nivel educativo ni del nivel socioeconómico. Luego de realizar las pruebas de Pearson respectivas, encontramos que, a mayor nivel de ingreso y mayor nivel educativo, la distribución de los resultados con respecto al apoyo a la democracia varía positivamente.

Gráfico 15: Apoyo a la democracia

5.5 Satisfacción con la democracia

El 31.4% de encuestados se sienten satisfechos o muy satisfechos con la democracia; mientras que el 59% se considera insatisfecho y muy insatisfecho. Estos porcentajes son similares al promedio nacional en el que un 34.1% responde como satisfecho o muy satisfecho; el 62.4% como insatisfecho o como muy insatisfecho .El no sabe/no responde es mayor a nivel regional (9.6%) que a nivel nacional (3.5%).

Gráfico 16: Satisfacción con la democracia

5.6 Participación en protestas sociales

Un 76% de encuestados no ha participado en una manifestación o protesta social en el último año; en cambio, un 16.9% lo hizo al menos una vez. La no participación es menor que el promedio nacional. A nivel de todo el país, de acuerdo con la encuesta, el 79.6% no participaron nunca en el último año en una protesta social, y el 17.3% protestó al menos una vez. Luego de realizar las pruebas de Pearson respectivas, no encontramos asociación de la participación en protestas sociales con sexo, nivel educativo o nivel de ingreso.

Gráfico 17: Participación en manifestaciones o protestas públicas

5.7 Individualismo versus colectivismo

El 15.1% de los encuestados considera que organizarse es la manera para resolver problemas económicos, mientras que un 54.5% apela a una salida individualista (“tratar de resolver sus problemas por sí mismos”). Los resultados a nivel nacional muestran la misma tendencia, aunque los porcentajes de individualismo son mayores a nivel regional: mientras que un 46.6% apela por la salida individualista, el 25.7% por la asociativa (a nivel nacional). Es importante mencionar el 9.3% que indica la vía de la protesta para manifestar públicamente los reclamos, mayor al 8.7% a nivel nacional. Luego de realizar las pruebas de independencia respectivas, se encontró independencia estadística con respecto al nivel educativo y al nivel de conocimiento del Congreso, pero no así del nivel socioeconómico. Es decir que el nivel de ingreso altera la distribución entre individualistas y colectivistas a favor del primer grupo.

Gráfico 18: ¿Qué debería hacer la gente para resolver sus problemas económicos?

6.  Determinantes de la representación política

Cuatro hipótesis principales hemos desarrollado con la finalidad de entender los determinantes de la representación parlamentaria. Esas hipótesis consisten en identificar cuáles de las variables expuestas como determinantes de la representación tienen efectivamente un poder predictivo en la percepción de la representación congresal interpretada como la sensación que tienen los ciudadanos de sentirse representados por sus representantes regionales. La selección de las hipótesis obedece a teorías sobre la representación política desarrolladas ampliamente por la literatura en ciencias sociales. El impacto del desarrollo de lo estatal será desarrollado en la hipótesis 1, el impacto del desarrollo de la democracia en la cultura política de los ciudadanos se abordará en la hipótesis 2, las teorías sobre el nivel de conflictividad social asociados a la debilidad de la representación política se evalúan en la hipótesis 3, y finalmente las teorías de los vínculos políticos se aborda en la hipótesis 4. Evidentemente existen otras hipótesis plausibles, las mismas que se evaluaron previamente sin resultados significativos, por lo que para los objetivos del presente documento presentamos las más relevantes.

Con respecto a la primera hipótesis, si la experiencia positiva con servicios estatales tiene un impacto positivo en la percepción de la representación política, el modelo de regresión lineal binario aplicado a nivel nacional encuentra que cuando la satisfacción con respecto a los servicios de salud y seguridad aumenta (no así en educación), la percepción de representatividad de parte de los congresistas regionales se incrementa en una cuarta parte. El mismo modelo de regresión aplicado a la muestra de Ica arroja un perfil similar. La satisfacción con los servicios estatales de salud y de educación tienen un efecto positivo en la percepción de representatividad, aunque el coeficiente en materia de salud es más importante (r=1.50) que el correspondiente a la materia de educación (r=0.86). Ambos, cabe mencionar, son estadísticamente significativos al 99% de confianza La satisfacción con los servicios de seguridad tienen un efecto similar al mostrado en el modelo aplicado a nivel nacional, pero no es significativamente estadístico (r=0.20).

Con respecto a la segunda hipótesis, si los ciudadanos con valores democráticos son más proclives a evaluar positivamente la representación congresal, el modelo de regresión lineal binario (donde la variable dependiente es la percepción de representatividad y la variable explicativa es “la democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno”), encontramos, a nivel nacional que el apoyo a la democracia tiene un efecto positivo y significativo estadísticamente en la percepción de representatividad de los congresistas regionales.  Es decir, la percepción de representación se incrementa si los ciudadanos tienden a pensar que la democracia es preferible a cualquier otro régimen político. Si bien el coeficiente a nivel nacional es 0.09; aplicado el modelo en Ica arroja un coeficiente más fuerte (r=033), pero no es estadísticamente significativo. Es decir, que no importa el apoyo o no a la democracia para determinar una mejora en la percepción de la representación con respecto a los parlamentarios regionales.

Con respecto a la tercera hipótesis, la que considera que los ciudadanos que participan en protestas sociales no se sienten representados por los congresistas de su región, encontramos a nivel nacional que, al contrario de lo supuesto, la probabilidad de sentirse representado por los congresistas regionales se incrementa en 55% si el ciudadano ha participado en el último año en al menos una protesta social (r=0.55, estadísticamente significativo al 99%). En Ica, a pesar del relativamente poco porcentaje de participación en protestas sociales, el efecto de esta variable en la sensación de representación es importante (r=0.76) y estadísticamente significativo. Es decir, el hecho de haber participado en una protesta social, impacto en la valoración positiva de la representación política de parte de los congresistas regionales.

Finalmente, planteamos la hipótesis de si los tipos de vínculos políticos (distinguiendo el tipo de vínculo programático, del clientelar y del personalista) tienen un efecto positivo en la percepción de representación. A nivel nacional encontramos que la percepción de representación está asociada positivamente a criterios clientelares y negativamente a razones programáticas (efecto nulo con respecto a características personalistas). Es decir, si un ciudadano se guía de criterios clientelares para elegir a sus representantes, tenderá a sentirse mejor representado; si lo hace siguiendo criterios programáticos, será más crítico a la representación actual. En el caso de Ica, ninguno de los tres tipos de vínculos tiene un impacto significativo estadísticamente. Además, sus coeficientes son poco considerables: 0.007 en el caso de clientelismo, 0.17 en el caso de los vínculos programáticos, y -0.12 en el caso de los atractivos personales de los candidatos.

7.  Conclusiones

El ciudadano promedio de la región Ica no dista significativamente del ciudadano promedio nacional, salvo aspectos que se pueden identificar a lo largo de los aspectos evaluados en el presente informe. Cabe resaltar, específicamente, que Ica es una de las regiones cuya media ideológica estás más al extremo derecho (5.9) cuando la media nacional es 5.1. Del mismo modo, el apoyo a la democracia en la región es menor (50.5%) con respecto al promedio nacional (60.6%), pero el respaldo al autoritarismo es a la vez menor (9.6%) que el promedio nacional (14.5%). La evaluación del Congreso y de los congresistas (tanto a nivel general como que corresponden a la región) es negativa también dentro de los estándares nacionales. Factores socio-demográficos como sexo, nivel educativo y nivel de ingreso no cambian significativamente los hallazgos.

La participación en protestas sociales y la satisfacción con los servicios estatales (principalmente en salud) son los factores que tienen un impacto positivo en la generación de un vínculo de representación política con respecto a los parlamentarios regionales. La participación ciudadana expresada en movilizaciones sociales, a pesar de no ser extensamente practicada en la región, genera una valoración positiva en los iqueños con respecto a las funciones que cumplen sus parlamentarios para representar sus demandas. Es decir que el activismo social está estrechamente ligado con una mejor percepción de la representatividad de los congresistas. Al mismo tiempo, la valoración positiva con respecto a los servicios estatales permite incrementar la confianza en la gestión de los representantes.

8.  Anexo. Nota metodológica

  • Metodología del muestreo: Probabilístico y polietépico. Probabilístico porque las unidades de muestreo son seleccionadas aplicando procedimientos aleatorios. Cada unidad del marco de muestreo posee una probabilidad de selección conocida y diferente a cero, lo que permite efectuar inferencias a la población. Polietápico porque las unidades finales de muestre para una de las ciudades tuvieron las siguientes fases: i) conformación de conglomerados de un máximo aproximado de 100 viviendas, ii) selección sistemática y aleatoria de viviendas, hogares e individuo, iii) selección del hogar en viviendas que comprendan varios hogares, iv) selección del individuo a través del sistema de Kish (tabla de números aleatorios).
  • Universo: Se aplicó el instrumento a 400 personas de 18 a 70 años de edad, de todos los niveles socioeconómicos, residentes en la provincia capital de Ica. Los cuadros estadísticos del presente informe se elaboran sobre la base de este universo de encuestas. La distribución de la muestra en Ica conforme a sexo y grupos etáreos corresponde la distribución nacional (49.2% hombres, 50.8% mujeres; 22.5% de 18 a 24 años, 25.8% de 25 a 34 años, 21% de 35 a 44 años, y 30.8% mayores de 45 años).
  • Técnica de aplicación: cara a cara.
  • Supervisión: La supervisión abarcó el 40% del trabajo realizado por cada uno de los encuestadores, a través del método de la reentrevista y método coincidental.
  • Fecha de trabajo de campo: El trabajo de campo se realizó entre el 18 de noviembre del 2010 y el 20 de diciembre del 2010.
  • Observaciones: El tiempo del cuestionario (35 minutos en promedio) hizo que algunas personas rechazaran la culminación del cuestionario. Tasa de rechazo fue de 35%.
  • Margen de error: +-3.5%

Agosto de 2011

Descargar el informe: El Congreso de la República visto por la región Ica.

Volver a modelos de representación parlamentaria.

[1] Los resultados se obtuvieron sobre la base de los congresistas del período 2006 – 2011.