El Congreso de la República visto por la región de Ica

3.4 Evaluación del trabajo de los congresistas

Interrogados los encuestados de Ica sobre la calificación del trabajo de los congresistas agrupados en dos grupos: congresistas en su conjunto (sin importar los partidos a los que pertenecen) y congresistas de su región (sin importar los partidos a los que pertenecen) la evaluación es similar, en ambos casos en el mismo nivel de la escala promedio a nivel nacional (mediana=3). El presidente del Congreso es evaluado mejor que el promedio nacional. La mitad de encuestados lo califica con un puntaje superior ligeramente a la mediana nacional (mediana=4).

Agrupados en tres intervalos, el 71.1% de encuestados considera que la evaluación de los congresistas en su conjunto es muy mala, el 21.7% que no es ni buena ni mala, y solo el 1.6% que es buena y muy buena. Con respecto a los congresistas de la región Ica, los niveles de aprobación son similares: el 68.5% cree que el trabajo que realizan sus representantes es malo y muy malo, el 22.3% cree que no es ni bueno ni malo, y el 1.6% considera que es bueno y muy bueno. El presidente del Congreso tiene un mejor desempeño: si bien es cierto que el 54.4% considera su trabajo como malo y muy malo y el 19.7% como ni bueno ni malo, hay un 24.7% que lo considera como bueno y muy bueno.

Gráfico 8: Evaluación de los congresistas

La evaluación del trabajo de los congresistas no es estadísticamente independiente del nivel socioeconómico: a mayor ingreso, existen mayores posibilidades de evaluar positivamente el trabajo de los parlamentarios. Otras variables como nivel educativo y nivel de conocimiento del congreso no alteran la distribución de los resultados.

Una evaluación más específica de las tareas congresales no arroja una mejor evaluación. Tarea por tarea, cada una de ellas es calificada por debajo de la mitad del continuo (1 muy malo y 10 como muy bueno). En términos relativos, son las tareas de “los temas que se han puesto al debate”, “los temas que se han decidido investigar” y “la forma cómo se relacionó con el Poder Ejecutivo” que tienen una mejor evaluación (mediana=4) que otras tareas tales como: “las leyes que han dado”, “la forma en que se han pronunciado sobre los problemas del país”, y “la forma cómo afronta los problemas de las regiones” (mediana=3).

Agrupados en intervalos las tareas peor evaluadas son “las leyes que han dado” (69.8% lo considera como muy mala o mala), “la forma en que se han pronunciado sobre los problemas del país” (el 67% lo calificó como “muy mala o mala”), y “los temas que se han puesto al debate” (66.9% lo calificó como mala o muy mala). Ninguna de las temáticas fue evaluada positivamente por más del 2% de los encuestados.

Gráfico 9: Evaluación del Congreso por temática

3.5 Lo que recomiendan los ciudadanos para mejorar el Congreso

Con respecto a lo que los ciudadanos recomiendan que se realice para mejorar la función del Congreso, el 37.3% sugiere que se eleve la calidad de los requisitos para los postulantes. Otras dos respuestas mayoritarias tienen que ver con la forma de elección de los congresistas e inclusive con la reducción del número de los mismos. Para el 29.2% es imprescindible cambiar la forma en que se eligen, y el 14.7% sugiere disminuir el número de representantes. Los resultados en Ica son similares a la opinión del agregado nacional (33.6% recomienda poner más requisitos, el 23.8 % cambiar la forma de elección, y el 17.1% disminuir en número de congresistas). Otro tipo de recomendaciones no tienen gran impacto entre los encuestados, aunque un 16.3% no sabe o responde sobre el tema.

Tabla 3: Qué debe hacer el Congreso para que mejore