El Congreso de la República visto por la región de Ica

Tabla 2: Conocimiento: Nombre del presidente del Congreso y congresista regional[1]

Cinco temas fueron preguntados: En el caso de las leyes promulgadas el 67.7% de los encuestados considera que está nada informado. Sobre el trabajo de los congresistas de la región Ica, el 68.8% tiene la misma respuesta. Los porcentajes llegan al 68.4% para el trabajo de las Comisiones y al 66.7% sobre los gastos del parlamento. Sólo en el caso de los escándalos en los que se involucran algunos congresistas el porcentaje baja a 41.6%.  A nivel nacional, los porcentajes no difieren substancialmente de los encontrados en Ica.

Gráfico 4: ¿Qué tan informado siente sobre?

En consecuencia, habría que precisar que gran parte de la evaluación de la función congresal se realiza bajo la premisa del desconocimiento mayoritario sobre los representantes que, en la teoría, se van a evaluar; y de una alta desinformación sobre los temas que el Congreso y los congresistas realizan, primando los escándalos como único aspecto en que los ciudadanos de Ica se encuentran en el continuo algo-muy informado.

3.3 Evaluación de la gestión del Congreso de la República

La evaluación del Congreso de la República en su conjunto en Ica es similar al promedio nacional (mediana=4). En una escala del 1 al 10, donde 1 es muy malo y 10 es muy bueno, la gestión del Congreso es calificada como regular (ni tan mala ni tan buena) al medio de la escala. Agrupados las calificaciones en tres intervalos (1 al 4 como muy mala y algo mala; del 5 al 7 como ni mala ni buena; y del 8 al 10 como buena y muy buena) encontramos que el 62.2% de encuestados califica a la gestión del Congreso como muy mala o algo mala; el 29.7% como ni buena ni mala; y solo el 1.3% como buena o muy buena. Comparando los resultados agregados en estas 3 categorías a nivel nacional, la evaluación es ligeramente más negativa. A nivel nacional, el 59.6% considera que la gestión del Congreso es muy mala o algo mala; el 34.4% que es ni mala ni buena; y el 2.6% que es buena o muy buena.

Gráfico 5: Calificación del Congreso

La evaluación de la gestión del Congreso no es independiente estadísticamente de las variables nivel educativo, nivel socioeconómico ni del nivel de conocimiento del Congreso. Luego de realizar las pruebas de Chi-Cuadrado Pearson encontramos que estas variables alteran positivamente la calificación del Congreso.

3.3.1  Razones para calificación positiva

A quienes calificaron como buena y muy buena la gestión del Congreso, se les inquirió por las razones de esa calificación. En primer lugar, se ubica “buscan ayuda para las provincias” (29.6%), seguida de la tarea de “fiscalizar los casos de corrupción” (28.6%). Es decir, las tareas de gestión de ayuda y fiscalización aparecen ante la ciudadanía de Ica como los rasgos positivos de la labor congresal. Estas funciones distan un poco con la opinión a nivel nacional ya que en la muestra general la fiscalización aparece como las de mayor percepción positiva (21.7%) y las consideraciones de “dar buenas leyes” aparecen con mayor tasa de respuestas (24.4%).

Gráfico 6: Razones para calificación positiva

3.3.2  Razones para calificación negativa

A quienes calificaron como mala y muy mala la gestión del Congreso, se les inquirió por las razones de esa calificación. En primer lugar, se ubica “no hacen nada” (31.1%), seguido por “sólo se preocupan de ellos” (21.1%) y de “dan leyes que solo benefician a unos cuantos” (20.3%). A nivel nacional la opción “no hacen nada” representa el 28.6% de respuestas, seguida por “solo se preocupan de ellos a través de sueldos y bonificaciones” el 18.9%.

Gráfico 7: Razones para calificación negativa