El Congreso de la República visto por la región Apurímac

En la primera se aborda los principales problemas de la región Apurímac, en la segunda parte se describen los indicadores sobre percepción y evaluación del Congreso de la República, distinguiendo tanto a la institución política como tal, del papel que cumplen los parlamentarios.

3.5 Lo que recomiendan los ciudadanos para mejorar el Congreso

Con respecto a lo que los ciudadanos recomiendan que se realice para mejorar la función del Congreso, el 21.9% considera que debería disminuir el número de congresistas. Otras dos respuestas mayoritarias tienen que ver con elevar los requisitos para los candidatos 21.5% y cambiar la forma en que se eligen 21.1%. Otro tipo de recomendaciones no tienen gran impacto entre los encuestados, aunque un 26.6% no sabe o no responde sobre el tema.

Tabla 3: Qué debe hacer el Congreso para que mejore

4.  Representación

El vínculo de representación política entre congresistas y ciudadanos es interpretado por los encuestados como una conexión en la que importa la labor de producción legislativa (representación programática) y la de intermediación política con un poco más de énfasis que las tareas de fiscalización. Para un 73.3% de encuestados, gestionar pedidos de la población ante las autoridades es la función más reconocida, al igual que “mediar entre la población y el gobierno cuando hay conflictos” (70.2% de las respuestas).

En segundo término, encontramos a las labores propias de la representación programática: un 69.3% identifica la capacidad de propuesta de leyes que beneficien a la región, y un 66.0% la capacidad de proponer leyes que beneficien a todo el país por igual. Las actividades de fiscalización son relegadas en las preferencias: el 63.1% identifica la labor de fiscalizar a los funcionarios del gobierno central, y el 60.5% la labor de fiscalización de los funcionarios locales. Solo el 30.6% considera que entre las labores de los congresistas figura la participación en las protestas regionales.

Tabla 4: Las funciones de los congresistas

Cuando se interroga por funciones que los congresistas deberían subrayar como de mayor importancia, la capacidad de proponer leyes que beneficien la región resulta como la más mencionada por los encuestados (19.8%), seguido de la gestión de pedidos de la población ante las autoridades (16.3%) y de la capacidad de propuesta de leyes en beneficio de todo el país (12.0%). Las labores legislativas y de mediación entre la población y las autoridades son las funciones a las que se exigen mayor protagonismo en la labor congresal, muy por encima, por ejemplo, de tareas de fiscalización. A nivel nacional, las labores de elaboración de leyes (tanto de beneficio regional y de beneficio nacional) son las subrayadas como las de mayor importancia (17.8% y 26.0%) respectivamente. En cambio, la gestión de pedidos de la población con las autoridades es considerada como muy importante por un 16.9% de los encuestados a nivel nacional. Un 26.6 de encuestados en Apurímac no contestó esta pregunta, lo que resulta importante anotar debido a que el promedio nacional de no respuesta fue de 16.5%.

Gráfico 10: A qué debe dar mayor importancia el congresista

Con respecto a la percepción de representatividad de los congresistas de cada región, el 66.7% de los encuestados considera que no se siente representado para nada por sus representantes; un 9.7% que éstos representan “en algo” sus intereses, y un 6.5% que representan “mucho” los intereses de los encuestados. Esta evaluación refleja una tendencia similar en comparación con el nivel nacional, en el que el 62.5% de encuestados no se siente representado “para nada”, el 25.3% representado solo “en algo”, y el 4.4% “mucho”. Cabe indicar que el nivel socioeconómico de los encuestados está asociado positivamente con los que se sienten representados. A mayor nivel socioeconómico, son mayores las posibilidades de sentirse representado por un congresista de la región.

Gráfico 11: ¿Usted cree que algún congresista de su región representa sus intereses?

Cuando se explora las actividades concretas que los congresistas deben realizar para cumplir ese rol de representación política, encontramos que para los encuestados lo más frecuente en los representantes de Apurímac es que: si conocen problemática regional (25.3%), seguido de “gestionan beneficios para sus electores” (22.3%) y de participar en el aniversario de la ciudad (16.7%). Sin embargo, en ninguno de los casos, estas características pasan si quiera del 30%, es decir que, en términos generales, solo menos de un tercio de los encuestados considera que sus representantes se aproximan de alguna manera a la realidad local, pero no lo suficiente como para garantizar un vínculo estrecho de representación política.

Tabla 5: ¿Usted cree que por lo general los congresistas de su región…?

Los criterios para evaluar a un parlamentario se circunscriben a la capacidad que tiene para legislar en beneficio de la región o para ser un intermediador efectivo entre la región y las autoridades del Ejecutivo. Pero para elegir a un potencial congresista, son las condiciones personales y programáticas las que terminan imponiéndose. Un 19.2% de los encuestados considera que lo que más influye para decidir su voto son las cualidades personales y trayectoria del candidato.

Si a ello le sumamos un 6.8% que considera el debut político como una característica influyente, el 26% de la población vota por razones relacionadas con características individuales del candidato. El plan de gobierno importa aún más ya que el 35.4% de encuestados lo identifica como lo que más influye para su voto por un congresista. La identificación partidaria solo importa para un 4.9%. Por otro lado, la promesa de un beneficio para su comunidad importa principalmente para un 14.7% de los encuestados.

Tabla 6: En general, ¿qué es lo que más influye en usted al decidirse a votar por un candidato al Congreso?

Cabe resaltar cual es el poder del clientelismo en la definición de un candidato. Ante una pregunta experimental, en la que un candidato repartía regalos y dinero, y en la que un candidato repartía discursos y volantes, existía una mayor probabilidad de parte del encuestado de votar por el segundo que por el primero. El que ofrece un tipo de vínculo clientelar aparece como desconfiable ante el elector. Por ejemplo, el porcentaje de “nada probable que vote” por el candidato clientelar es 56.9%, mientras que para el que reparte discursos y volantes es apenas el 23.9%. La probabilidad que vote por un candidato que ofrece un tipo de vínculo clientelar suma 8.6% (probable y muy probable); mientras que para un candidato programático suma el 37.7%

Gráfico 12: ¿Cuan probables es que vote por ese candidato si…?

5.  Principales aspectos de la cultura política

La cultura política del ciudadano promedio de Apurímac guarda similitudes y diferencias con respecto a las características del ciudadano promedio nacional. Es similar en su auto-ubicación ideológica en el centro de la continua izquierda—derecha; en la satisfacción con los servicios estatales (aunque es tan crítico a los servicios de seguridad, como a los de educación y salud, lo cual es particular de la región). A la vez, el elector promedio de la región está ligeramente menos satisfecho con el régimen democrático, busca al igual que el promedio nacional salidas individualistas a problemas económicos y le interesa la política regional y nacional por encima de la parlamentaria. Con respecto a las diferencias, éstas se concentran en el apoyo a la democracia que es considerablemente más pobre al promedio nacional.