El ciclo revolucionario liberal

El profesor Jacques Godechot ensaya en su obra  “Las revoluciones” una nueva teoría de la revolución partiendo de su estudio de la Revolución Francesa. Sostiene que no se puede hablar y describir aisladamente este proceso, sino lo que es propio describirlo como parte de “El ciclo revolucionario liberal”.

El profesor Godechost establece que la llamada revolución tiene dos facetas fundamentales. Primero, una serie de cambios estructurales que se suceden en el seno de la sociedad. Así por ejemplo la Revolución Francesa se fue gestando por la nueva mentalidad surgida por la reforma protestante y los cambios económicos y tecnológicos previos.

Sin embargo, hay que puntualizar que el profesor de la cátedra tratará de ir más lejos de este punto de vista, al globalizar cada proceso revolucionario.

El esquema aplicado por Godechost tiene la deficiencia de utilizar el concepto de causas, ya que esta metodología es completamente ineficiente para el estudio de las ciencias sociales.

La palabra causa es una palabra científica, pero de una ambigüedad enorme; al respecto dice Mario Bunge que se piensa en causa como una cadena unilineal de acontecimientos, enfoque equivocado para las ciencias sociales en general; por lo que lo cambiaremos como procesos estructurales, que en un momento dado producen el fenómeno violento y en otras situaciones de estabilidad. En ambos casos se engloba a la totalidad de la sociedad.

Los Grandes procesos revolucionarios: Reutilizando el esquema conceptual de las revoluciones culturales y las sociales, tenemos las siguientes revoluciones como marco de referencia para encuadrar luego, El ciclo revolucionario liberal:

  • Revoluciones culturales: La revolución neolítica, la revolución griega, el Renacimiento, la reforma protestante, el mecanicismo, las revoluciones industriales, la revolución cibernética e informática.
  • Revoluciones sociales: Tenemos a las dos revoluciones inglesas de 1649 ‑ 1688, la Revolución Norteamericana de 1789 ‑ 1799, la Revolución Francesa de 1789 ‑ 1799, las revoluciones hispanoamericanas, las revoluciones en el centro de Europa, la mexicana, la independencia de los pueblos coloniales (África), la Revolución Rusa, cubana.
*  ¿Qué es ideología?

Los ciclos revolucionarios son los siguientes:

  • Primer ciclo revolucionario: Se inicia con el Renacimiento, continúa con la Reforma protestante y tiene como síntesis las revoluciones en los Países Bajos, Bélgica e Inglaterra constituida por las dos revoluciones de fines del siglo XVII 1649 ‑ 1688.
  • Segundo ciclo revolucionario: Se inicia a mediados del siglo XVIII y termina a mediados del siglo XX. Dentro de este ciclo se encuentra la primera revolución Industrial, La Revolución Francesa con la posterior afirmación de los derechos humanos en el derecho constitucional, los primeros exponentes de la moderna teoría económica liberal con Adam Smith y David Ricardo principalmente.
  • Tercer ciclo revolucionario: Se inicia al fin de la Segunda Guerra Mundial y continúa hasta nuestros días.

El ciclo revolucionario liberal: El primer ciclo revolucionario liberal – burgés, tiene su inicio con el Renacimiento. No se puede concebir al renacimiento sin la reforma protestante, debido a que la ética protestante liberó al hombre y le posibilitó hacer un tipo de vida empresarial, lucrativa. Sin la mentalidad protestante el capitalismo no hubiera fecundado. Los cambios consistieron en:

  • Desapareció la mentalidad cualitativa sentimental, siendo reemplazada por la mentalidad lógica cuantitativa. Para el hombre medioeval el tiempo es intensivo y cualitativo de manera religiosa, las fiestas religiosas católicas son la esencia de la vida medioeval.
  • Todo empezó a cambiar con el Renacimiento, que trajo también la aparición del reloj, que dio el medio para medir el tiempo cuantitativamente.
  • También se empiezan a superar los prejuicios religiosos de la iglesia católica. Así por ejemplo en la Edad Media el católico tenía tres enemigos que son: el mundo, la carne y el demonio. Predominaba el sentimiento e ideales católicos.
  • La ruptura empieza cuando se relajan los valores morales y éticos; esto se logró con la reconquista de la cultura pagana de oriente y el reencontrarse con las antiguas culturas griegas, egipcias y romana. Se reconquista la naturaleza, la vida activa, el deseo de reconciliación, de la técnica y el progreso.
  • El hombre es la medida de todas las cosas, de lo que es y lo que no es. Cuando se presenta la necesidad de cambio, las mentes son las más reacias al cambio. Los sentimientos religiosos juegan un papel importante en los procesos revolucionarios. En nuestro caso estudiamos a la religión como instrumento político, económico, ideológico y social.
  • Otro factor es la ciencia y la cultura humanista. Ellas contribuyeron también a los cambios en la mentalidad del hombre, aunque de manera lenta. La ciencia en la Edad Media se sustentaba por principios religiosos, se asumía como cierto lo enunciado por la religión católica; pero cuando apareció Galileo las cosas empezaron a cambiar, este proceso se amplió con Newton.
  • Aparece la ingeniería. Los primeros países en beneficiarse con la nueva ciencia son Holanda, los Países Bajos e Inglaterra. Nos encontramos en el ciclo de la acumulación primitiva de capital, que llega a su fin con la economía mercantilista.
  • Los holandeses controlaban el comercio marítimo, tenían el monopolio del servicio mercante, controlan el comercio de los principales productos de entonces, tales como lana, especias, metales preciosos, etc. Aparecen las grandes empresas comerciales como la flota holandesa, la compañía de las Indias Orientales. La colonización se convirtió en un arma importante para mitigar los azares del comercio, que apoyaron estas empresas en colaboración con sus gobiernos.
*  Pájinas Libres

El Movimiento Renacentista: La Iglesia Católica consiguió el poder político y económico en 1215 con el Papa Inocencio III, la iglesia se apoderó y se hizo dueña de las 2/3 partes de toda Europa; además tenían el dominio en los ámbitos cultura, científico, social y moral.

La Iglesia Católica se convirtió con el tiempo en un dique para el desarrollo del capitalismo. Ella condenaba la usura, el ideal de vida era el cultivo de la tierra, era imposible tolerar que se pensara en inventos, creaciones intelectuales, si se pensaba de esta manera la Iglesia Católica lo condenaba y lo prohibía.

El ciclo revolucionario liberal
5 (100%) 2 votes