Cómo avanzan las civilizaciones

En "Cómo avanzan las civilizaciones" su autor Tomas Sowell hace un repaso de cómo las diferentes civilizaciones a lo largo de la historia han dado su aporte para la mejora de la humanidad en general.

En «Cómo avanzan las civilizaciones» su autor Tomas Sowell hace un repaso de cómo las diferentes civilizaciones a lo largo de la historia han dado su aporte para la mejora de la humanidad en general. Afirma que cada civilización contribuyó con alguna nueva tecnología, un producto o recurso y que de esa combinación el mundo hoy puede disfrutar del desarrollo.

Por ejemplo en el caso de Occidente el autor sostiene que gran parte de la tecnología que posee se adquirió de las civilizaciones de Asia y África. El ajedrez vino de
la India, la pólvora llegó de China y varios conceptos matemáticos provienen del mundo islámico, del mediterráneo y del Oriente, la astronomía, la medicina, la óptica y la geometría.

Asimismo, considera que el liderazgo cultural de los países a pesar de cambiar con el tiempo, ha contribuido en alto grado a nuestro bienestar y a las oportunidades que hoy tiene la humanidad. Por ello afirma que «la competencia cultural no es un juego de ganadores y perdedores», sino lo que hace avanzar a la humanidad.

«Toda la historia de la raza humana, es decir, el ascenso del hombre desde las cavernas, ha estado marcada por la transmisión de los avances culturales, de uno a otro grupo y de una civilización a otra.

El papel y la imprenta, por ejemplo, son hoy factores vitales de la civilización de Occidente, pero tuvieron su origen en China varios siglos antes de su llegada a Europa.

Toda la historia de la raza humana, es decir, el ascenso del hombre desde las cavernas, ha estado marcada por la transmisión de los avances culturales, de uno a otro grupo y de una civilización a otra.

El papel y la imprenta, por ejemplo, son hoy factores vitales de la civilización de Occidente, pero tuvieron su origen en China varios siglos antes de su llegada a Europa».

 

Tipo de documento: Artículo | Editorial: Revista Facetas