Antonio García Trevijano y el problema de la democracia en el ámbito de América Latina

El problema de la democracia en América Latina para Antonio García Trevijano se plantea como la implantación de las instituciones políticas y jurídicas de origen europeo, principalmente francés que no tienen nada que ver con la estructura colonial y feudal de los países latinoamericanos

Según Antonio García Trevijano, ¿Cómo se ha planteado el problema de la democracia en el ámbito de América Latina y de los hemisferios atrasados del mundo? En su respuesta refiérase también a las dimensiones de la democracia. Según el mismo autor’ ¿Cuál ha sido el rol o la función del liberalismo como mecanismo ideológico en América Latina? Su opinión al respecto.

El problema de la democracia en América Latina para Antonio García Trevijano se plantea como la implantación de las instituciones políticas y jurídicas de origen europeo, principalmente francés que no tienen nada que ver con la estructura colonial y feudal de los países latinoamericanos, por lo que, según el autor, una combinación entre esas instituciones y las formas políticas y jurídicas de la colonia y el virreinato, por lo que se produjo un híbrido que no era ni instituciones democráticas, ni instituciones coloniales propiamente dicho, ya que se mantuvo la estructura estamental (privilegios) de la sociedad y se creó una “democracia aparente” en América Latina.

Usando el concepto de democracia, el autor se refiere a una concepción global o totalizadora de la democracia como posibilidad y esperanza para el mundo, por eso no solo comporte el criterio de democracia política, sino que plantea la complementación de ella, con la democracia social y económica, es decir en todos los ámbitos del quehacer humano.

El autor no entiende la democracia como una parte, sino como un todo y por tal motivo enuncia la necesidad de entender la democracia en ese contexto total, para tener —a juicio del autor— una visión más amplia del asunto y lograr una sociedad más democrática que abarque todos los ámbitos del quehacer humano.

Según García Trevijano, el liberalismo en América Latina ha juzgado un rol totalmente inverso al jugado en Europa, ya que el liberalismo significó para la región el absolutismo político, la sustentación del estatus quo, la alienación ideológica de las masas y, sobre todo, haber sido un instrumento de conservación de las condiciones dadas y no de cambio como sucedió en Europa con relación al feudalismo. Por ello el autor sostiene que en América Latina el liberalismo se volvió conservador.