XVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno

En el ámbito de la conmemoración de los 500 años del encuentro entre dos mundos, España planteó la iniciativa de convocar una Cumbre Iberoamericana. México acogió la iniciativa y propuso dar a la Cumbre un sentido político, con vistas a identificar espacios comunes de diálogo y cooperación entre los países iberoamericanos.

La Cumbre Iberoamericana es la reunión anual de Jefes de Estado y de Gobierno de los 22 países de América Latina y Europa de lengua hispana y portuguesa, éstos conforman la Conferencia Iberoamericana de naciones, que es un foro privilegiado de consulta y concertación política, cuyo propósito es reflexionar sobre los desafíos del entorno internacional, así como impulsar la cooperación, coordinación y solidaridad regionales.

El país sede propone un tema central para las deliberaciones de los mandatarios. Al término de la reunión, se adopta una Declaración Política, y declaraciones sobre temas de interés particular.

La I Cumbre Iberoamericana, fue celebrada en 1991 en la ciudad de Guadalajara, México, fue la primera reunión, en más de 500 años, de los Jefes de Estado y de Gobierno de los países iberoamericanos.

En cada una de las Cumbres se ha discutido un tema central, al que se ha sumado el análisis de la coyuntura Iberoamericana e internacional. Esto ha permitido la aprobación de diferentes programas de cooperación y convenios ratificados por los distintos Estados miembros.

Marco general del acuerdo de la XVII Cumbre Iberoamericana

La Declaración de Santiago, firmada el 10 de noviembre de 2007 por los 22 Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad Iberoamericana es un compromiso internacional para alcanzar un desarrollo sostenido sobre la base de la “Cohesión social”.

Por ello, el tema central de esta cumbre fue: “Cohesión social y políticas sociales para alcanzar sociedades más inclusivas en Iberoamérica”, desde tal perspectiva los países han enunciado el objetivo común de proveer a sus nacionales, mejores niveles de justicia, protección y asistencia social, lo que conlleva a fortalecer el sentimiento de solidaridad y pertenencia social.

En tal sentido, se han identificado dos ejes que conducen al objetivo propuesto: El crecimiento económico perdurable en el tiempo y las políticas de fomento y creación del empleo.

La economía en tal sentido, proveerá el sustento para alcanzar el desarrollo humano sustentable y la capacidad de los gobiernos para implementar políticas y programas públicos de los sectores más sensibles como educación, salud, alimentación e infraestructura básica (Agua, desagüe, alcantarillado y comunicaciones).

Mientras que, el empleo generado por la economía y promovido por los gobiernos, se orientan a un esquema de formalización del sector informal y que a su vez sirva como instrumento para una mayor movilidad social y sea el canal de la política de redistribución de la riqueza de las naciones. Con ello se logrará asegurar un empleo de calidad en la región iberoamericana.

Crecimiento económico y empleo darán como resultado inequívoco la superación progresiva de la pobreza y extrema pobreza, además del compromiso de garantizar el acceso universal a los servicios sociales y la calidad de las prestaciones públicas y privadas, especialmente en educación, salud, vivienda, seguridad y protección social.

Considerando que los Estados Iberoamericanos han asumido el compromiso de cumplir con Objetivos de Desarrollo del Milenio antes del año 2015, esta Cumbre es la expresión de dicha responsabilidad.

Políticas inclusivas

Asimismo, han acordado dar énfasis a los sectores y grupos más vulnerables, para ello se han previsto las siguientes políticas:

  • Igualdad de género en la formulación y ejecución de las políticas públicas.
  • Compromiso con la juventud incentivando su participación y contribución en la cohesión social de las sociedades iberoamericanas.
  • Universalizar los sistemas de protección social, para lo cual los 22 Estados han suscrito El Convenio Multilateral Iberoamericano de Seguridad Social, que por su carácter de Tratado Internacional está sometido al cumplimiento efectivo una vez ratificado y entrado en vigor.
  • Fortalecer la promoción y respeto de los derechos humanos como un componente indispensable en la adopción y ejecución de las políticas destinadas a lograr la cohesión social.
  • Aplicar políticas que fomenten y promuevan la democratización del acceso a los bienes y servicios culturales y a los medios de expresión y la recuperación del espacio público para la vida cultural social.
  • Incidir en políticas que promuevan la expresión de las diversidades culturales y erradiquen todo tipo de discriminación.
  • De acuerdo al principio de responsabilidad compartida entre los países de origen, tránsito y destino, se asume el compromiso de garantizar plenamente los derechos humanos de los emigrantes en el marco del ordenamiento jurídico de cada Estado, independiente de su condición migratoria.
  • Implementar el diálogo social entre gobiernos, trabajadores y empresarios para enfrentar conjuntamente los problemas sociales, que propicie el entendimiento y acuerdos de concertación social para la generación de la riqueza, trabajo digno y productivo.

Relaciones internacionales: Economía, política y medio ambiente

Los países iberoamericanos han tomado los siguientes acuerdos:

  • Enfrentar las asimetrías e injusticias en las relaciones económicas y comerciales internacionales, que favorezca el aumento del comercio internacional.
  • Fortalecer el multilateralismo y el papel central de las Naciones Unidas con apego a sus propósitos y principios, el combate al terrorismo y la delincuencia organizada transnacional y el rechazo a las medidas contrarias al Derecho Internacional.
  • Fortalecer la Cooperación Iberoamericana, como un instrumento de apoyo a la cohesión social y a las políticas que contribuyan a la reducción de asimetrías e inequidades sociales existentes.
  • Promover estrategias de adaptación y de mitigación, y favorecer la cooperación y coordinación iberoamericanas para atender las emergencias y contingencias derivadas de los desastres naturales e identificar las áreas y sectores más vulnerables a los cambios climáticos.
  • Involucrar a las sociedades en los programas de ahorro y uso eficiente de energía, en los programas de conservación y uso sostenible de la biodiversidad y de los recursos naturales, en la gestión de residuos y en los desafíos del cambio climático y su vinculación con los desastres naturales y los problemas medioambientales.

Reformas estatales

Los países iberoamericanos han tomado los siguientes acuerdos:

  • Aprobar la Carta Iberoamericana de Gobierno Electrónico, instrumento internacional que uniformizará y universalizará la gestión administrativa de los Estados, para generar capacidades institucionales que satisfagan los requerimientos ciudadanos de integración y pertenencia”.
  • Implementar reformas tributarias mediante acuerdos o pactos fiscales u otras formas de concertación políticosocial, que otorguen viabilidad a las políticas requeridas para el desarrollo humano sustentable y la cohesión social, fortaleciendo a la vez la administración tributaria, evitando el fraude y la evasión.
  • Impulsar a las organizaciones de defensa de los consumidores como un elemento que ayuda a fortalecer la cohesión social y alentar el trabajo realizado por el Foro Iberoamericano de Agencias Gubernamentales de Protección al Consumidor (FIAGC). Y, adoptar políticas que promuevan el desarrollo de la ciencia y la tecnología como motores que impulsan el progreso social y económico y prioricen la utilización de conocimiento científico como un instrumento para contribuir al bienestar y cohesión social de las poblaciones iberoamericanas.
  • Jefes de Estado y de gobierno firmantes: Andorra, Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana, El Salvador, Uruguay, Venezuela.
XVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno
Votar