Vals del Cucuneo

Si porque no escucho tu divino acento, si porque no te oigo suspirar por mí, tu mano cruel, me condenó al tormento, al verme sólo y abandonado aquí. Tu mano cruel, me condenó al tormento, al verme sólo y abandonado aquí. Si porque no escucunucho tu divicunino acecunento, si porque no te oigo suspiracunar por mí cumí. Tu macunano me condecuneno al tormecunento al vercunerme sócunolo aquí, cuní. Soy un pordiosecunero, que pide una limoscunona, una limosnicunita por amor a Dios, cunón. Soy el pocunobre que a tus puecunertas tocunoca imploracunando una laculágrima de amor, cunón. Bajarecuné silenciocunoso a la tucutumba, adoracunarte ha sicunido mi ilusión, cunón. Y tan sócunolo dejarecuné de amacunarte, al vercunerme sócunolo aquí, cuní.

Votar