Las constituciones políticas del Perú

El Perú nace como Estado soberano e independiente el 28 de julio de 1821. El General don José de San Martín, luego de la proclamación de la independencia, asumió el poder bajo el título de Protector. Durante este período se debatían las ideas sobre la forma de gobierno que debería adoptarse, monarquía o república, debido por un lado a la influencia ejercida por la monarquía española y la Constitución de Cádiz de 1812 (cuyos representantes peruanos fueron: Vicente Morales Duárez, Blas Ostolaza, Dionisio Inca Yupanqui y Ramón Feliú) y, por otro lado, a las ideas desarrolladas por los precursores de la independencia.

De esta forma se inicia la trayectoria constitucional del Perú, con el primer Reglamento Provisional de 1821 expedido por don José de San Martín, en Huaura, el cual rigió del 12 de febrero al 8 de octubre de 1821. Contenía 20 artículos.

El 8 de octubre de 1821 se promulgó un Estatuto Provisional que constaba de 10 secciones. Fue dictado por José de San Martín con el fin de consolidar sus poderes protectorales y establecer el mejor régimen de gobierno. En su cuarta sección estipulaba las funciones del Consejo de Estado que, de alguna manera, cumplía las labores de un Poder Legislativo. El citado Estatuto rigió hasta el 17 de diciembre de 1822.

Cuando el General San Martín regresó de Guayaquil, se instaló el Congreso General Constituyente bajo la presidencia de Francisco Javier de Luna Pizarro. Dicho Congreso elaboró las Bases de la Constitución Política de la República Peruana de 1822, la cual fue aprobada el 17 de diciembre de 1822, y rigió hasta el 12 de noviembre de 1823. Constaba de 24 artículos y establecía el principio de la separación de poderes: Legislativo, Ejecutivo y Judicial.

La Constitución de 1823 fue aprobada por el primer Congreso Constituyente el 12 de noviembre de 1823. Estaba organizado en tres secciones: la primera, referida a la composición del Estado; la segunda, a los poderes y formas de gobierno; y la tercera, a los medios para conservar el gobierno. Asimismo, aprobó una cámara única a la que denominaron Congreso del Perú, compuesta por representantes elegidos por las provincias, la que se renovaría por mitades cada dos años. Esta Constitución no llegó a regir sino a partir de enero de 1827, a raíz de la caída del régimen bolivariano. Fue el mismo Congreso de 1823 el que aprobó una resolución que la declaró en suspenso por ser incompatible con las supremas atribuciones otorgadas a Bolívar.

La Constitución Bolivariana» llamada también Vitalicia, fue aprobada por el Presidente del Consejo de Gobierno, General Santa Cruz, y rigió sólo del 9 de diciembre de 1826 al 27 de enero de 1827, siendo la de más corta duración: siete semanas. La Constitución Vitalicia reconocía cuatro poderes; El Electoral, el Legislativo, el Ejecutivo y el Judicial. El Poder Legislativo emanaba de los colegios electorales y residía en tres cámaras: Tribunos, Senadores y Censores, con 24 miembros cada uno.

La Constitución de 1828 fue aprobada por el Congreso General Constituyente el 18 de marzo de 1828 y promulgada el 28 de abril del mismo año. Constaba de 182 artículos y 10 títulos. Estableció la división de poderes en Legislativo, Ejecutivo y Judicial. Se dio inicio al sistema bicameral: Cámara de Senadores y Cámara de Diputados. Los Diputados representaban a las provincias y los Senadores a los departamentos. Esta Constitución rigió hasta el 10 de junio de 1834.

El 10 de junio de 1834 entró en vigencia la nueva Constitución, aprobada por el Congreso Constituyente y promulgada por el Mariscal Orbegozo, la cual reprodujo en gran parte la Constitución de 1828, no llegando a 20 los artículos modificados. El 22 de agosto de 1839 fue declarada insubsistente.

De otro lado, debemos mencionar también la llamada Constitución de la Confederación Peruano-Boliviana, cuyo articulado no fue consignado en un texto orgánico, sino fue aprobado por Asambleas reunidas en diversos lugares entre 1836 y 1837. Así, tenemos la Constitución del Estado Sud-Perua-no del 17 de mayo de 1836; el Decreto de establecimiento de la Confederación Peruano-Boliviana del 28 de octubre de 1836, y la Ley fundamental de la Confederación Peruano-Boliviana del 1 de mayo de 1837.

La Constitución de 1839 fue aprobada por el Congreso Constituyente de Huancayo, pues allí se reunió el Congreso que la aprobó. Rigió desde el 10 de noviembre de 1839 a 1842, quedando en suspenso de 1842 a 1844, para volver a regir de 1845 a 1854. Esta norma establecía el régimen bicameral y la reunión bianual del Congreso, la cual duró hasta 1879, cuando se volvió a las legislaturas anuales.

En 1855, la Convención Nacional aprobó un Estatuto Provisorio que duró del 27 de julio de 1855 al 19 de octubre de 1856. Eligió a Ramón Castilla como Presidente Provisional de la República.

La Constitución de 1856 fue aprobada por la Convención Nacional y promulgada por el Presidente Castilla. Rigió del 19 de octubre de 1856 al 13 de noviembre de 1860. Estaba compuesta de 180 artículos. Esta Constitución fue tildada de excesivamente liberal, siendo suspendida debido a que originó reacciones contrarias.

La Constitución de 1860 fue aprobada por el Congreso Ordinario el 28 de julio de 1860 y promulgada por el Presidente Castilla.

Rigió del 13 de noviembre de 1860 al 18 de enero de 1920, con excepción de las interrupciones originadas por la Constitución de 1867 y el Estatuto Provisorio de 1879. La Constitución de 1860 contenía 131 artículos, 19 títulos y 7 disposiciones transitorias; volvió al régimen bicameral tradicional y creó la Comisión Permanente del cuerpo legislativo.

La Constitución de 1867 fue aprobada por el Congreso Constituyente y promulgada por el Presidente Mariano Ignacio Prado. Rigió del 29 de agosto de 1867 al 6 de enero de 1868. En gran parte fue reflejo de la Constitución de 1856. El Congreso era unicameral.

El 27 de diciembre de 1879 don Nicolás de Piérola aprobó el Estatuto Provisorio que rigió hasta el 6 de enero de 1881. Constaba sólo de 12 artículos. Luego de la dimisión de don Nicolás de Piérola, asumió la Presidencia don Francisco García Calderón quien declaró vigente   la Constitución de 1860 dejando sin efecto el Estatuto Provisorio de 1879.

En 1919 se convocó a la Asamblea Nacional la cual promulgó una nueva Constitución. Rigió del 18 de enero de 1920 a agosto de 1930. Tuvo la misma vigencia del gobierno de Augusto B. Leguía. Constaba de 157 artículos, 19 títulos y 4 disposiciones transitorias; eliminaba la renovación por tercios del Congreso y la elección de los Senadores y Diputados suplentes.

Luego, durante el gobierno del General Sánchez Cerro, se elaboró una nueva Constitución que fue aprobada por el Congreso Constituyente de 1931 y que rigió desde el 18 de enero de 1933 hasta 1979. Esta Carta constaba de 236 artículos, 16 títulos y 5 disposiciones transitorias.

El 31 de octubre de 1977 el gobierno militar del General Francisco Morales Bermúdez convocó a elecciones para la Asamblea Constituyente, la cual fue presidida por don Víctor Raúl Haya de la Torre (1978 – 1979). En ella se elaboró la Constitución de 1979 que estuvo vigente hasta 1992.

La Constitución que actualmente rige fue aprobada por el Congreso Constituyente Democrático luego de ser ratificada por referéndum el 31 de octubre de 1993. Fue promulgada el 29 de diciembre de 1993. Establece la cámara única, integrada por 120 Congresistas elegidos por un período de cinco años. Reconoce el derecho de los ciudadanos a participar en los asuntos públicos mediante referéndum, iniciativa legislativa, remoción o revocación de autoridades y demanda de rendición de cuentas.
Tipo de documento: Artículo
Enlace externo: Leer Artículo

Las constituciones políticas del Perú
Votar