Poque te marchas abuelo

Le vi hacer la maleta y entre las cosas que iba guardando, había un retrato de todos del último cumpleaños, una bufanda de lana, unas zapatillas y su corbata, y aquellos viejos pañuelos que la abuela le bordaba. Porque te marchas abuelo, porque te marchas de casa, dime si ya no nos quieres, dime abuelo que te pasa. Con su mano en mis cabellos y sus palabras atragantadas, me dijo niño no digas, que estoy llorando en mi marcha. Me dijo niño no digas, que has visto en mis ojos lagrimas. El tiempo pasa de prisa y ya ni siquiera tengo el cariño, de aquellos que quiero tanto y a quienes tanto he querido. Si tú te marchas abuelo, si tú te marchas de casa, yo llevare a tu maleta y me iré a donde tu vayas. Si tú te marchas abuelo, si tú te marchas de casa, yo llevaré tu maleta, para estar donde vayas.

Poque te marchas abuelo
Votar