Participación ciudadana y gobierno

Viendo las experiencias participativas en los diferentes niveles de gobierno y las opiniones de los expertos en la materia, se puede observar diferentes apreciaciones conceptuales y operativas de lo que es participación ciudadana 1. Existe la tendencia a creer que la participación ciudadana no es sino, la movilización de las masas para fines y objetivos concretos en coyunturas políticas específicas. Otros, conciben la participación ciudadana como una mera moda, y que como tal pasará. Finalmente, los más radicales y en el plano del sistema político, sostienen que la participación ciudadana debe ampliarse hasta sustituir a la representación. Es decir, la democracia representativa daría paso a la democracia participativa.

Si definimos a la participación ciudadana como “el proceso por el cual los ciudadanos, individual o colectivamente tienen el derecho y la oportunidad de manifestar a través de actos, actitudes y dentro del marco legal sus intereses y demandas, a fin de influir en la formulación y toma de decisiones gubernamentales. Su campo de acción está en la administración y la gestión pública”.

En ese marco, nos damos cuenta que muchas de las actividades que se consideran como participación ciudadana, son en sí mismas, expresión de participación social. La frontera es clara; al colaborar con la seguridad ciudadana como agentes de prevención, o apoyar en la limpieza pública o en la preparación de alimentos, no se influye en la formulación de políticas o en la toma de decisiones en las instancias gubernamentales.

La distinción se puede observar también en la relación de los individuos y las organizaciones con el gobierno o las entidades públicas. Ejemplo: El Estado provee los recursos, los individuos colaboran con su trabajo y se presta un servicio; esto es participación social. En cambio, si se reduce el presupuesto de la organización y sus miembros protestan por ello o sus dirigentes se reúnen con las autoridades para tratar el tema, entonces, es participación ciudadana, ¿por qué?, por que se está influyendo en el proceso de decisión política.

¿En todos los niveles de gobierno se puede hacer participación ciudadana? La respuesta es sí con reservas. Las reservas se plantean cuando el tema de la participación ciudadana se la traslada al ámbito del sistema político.  Lo veremos luego.

La participación ciudadana es posible en todos los niveles de gobierno con características definidas por el tamaño del gobierno. Esta es una variable vital, ya que la influencia en la formulación de políticas o en la toma de decisiones se hace menos directa cuanto mayor es el tamaño del gobierno. Por ello, definido el marco de acción de la participación ciudadana, los ciudadanos organizados pueden hacer que sus creencias, valores e intereses sean expresados desde la sociedad civil hacia las diversas instancias de gobierno.

Desde los partidos políticos también se pueden articular intereses. Podría resultar dual hacerlo tanto desde la sociedad civil organizada y desde los partidos políticos. El asunto es que el nivel de militancia es muy bajo en el Perú y el accionar desde la sociedad civil da mayor margen de acción que desde un partido político, ya que este último exige cierto grado de disciplina y lealtades que pueden resultar en conflicto con los intereses y lealtades de grupo social del que se es miembro.

El asunto es más complejo cuando se traslada el concepto de participación ciudadana al ámbito del sistema político. Aquí ya no son mecanismos creados en un sistema democrático representativo, sino su sustitución por la democracia participativa.

La democracia participativa exige demasiados requisitos que hoy y en el futuro previsible hacen difícil, sino imposible de implementar en cualquier nivel de gobierno. Esto es especialmente cierto a escala del gobierno nacional. Un sistema político impracticable es una promesa de un gobierno imposible de realizar. Variables como el interés por la política, la información sobre los asuntos políticos, las especialización en el trabajo y el proceso mismo de toma de decisiones, entre otros, haría del proceso muy complejo.

Participación ciudadana y gobierno
Votar