Parlamento y opinión pública: Las percepciones y los niveles de apoyo de las Cortes Generales

Los españoles prestan poco interés a la actividad de las Cortes, les confieren un poder político muy reducido, desconocen mayoritariamente los nombres de los presidentes de sus Cámaras y atribuyen al Gobierno sus potestades definitorias. ¿Cabe deducir de todo ello un bajo nivel de apoyo popular a las Cortes? Y, si así fuera, ¿puede presumirse su incidencia negativa y directa en las reservas de legitimidad del sistema democrático?
Las respuestas a ambas preguntas son, en mi opinión, negativas.
Tipo de documento: Ensayo

Parlamento y opinión pública: Las percepciones y los niveles de apoyo de las Cortes Generales
Votar