Maquiavelo

Nació en Florencia, hoy Italia en 1469, hijo del tesorero de la Marca de Ancora y de una dama noble. Su formación humanista fue notable, familiarizándose con las lecturas de obras clásicas.

En 1494 entró al servicio de la república de Florencia  y en 1498 ya era Secretario Consejero de los Diez, adquiriendo así su experiencia política; la experiencia diplomática la ganó como embajador de Florencia en Roma por dos oportunidades y en Francia en tres. Su experiencia militar la adquirió cuando le fue encargado la defensa de Florencia; muriendo en el año 1527 en su ciudad natal.

En política destacan su Príncipe y los discursos sobre la década de Tito Livio; también escribió poesía en verso como Decuales, el Asno de oro y serenata; entre sus obras teatrales destacan la Mandrágora, la Clizia y la Calambra; en prosa destacan la vida de Catruccio Catraccene,  y en historia la Historia de Florencia.

Algunos autores lo consideran como el precursor de la teoría del Estado Nacional; la decadencia del feudalismo a causas de factores económicos, por el surgimiento de una nueva y pujante clase social, la pérdida de autoridad papal en Europa con excepción de Italia; el nuevo espíritu en la filosofía, el tránsito de la baja escolástica al racionalismo en el siglo XV, hacen ver a Maquiavelo que la península itálica se estaba rezagando de los cambios políticos y económicos de su tiempo.

El Renacimiento es decir volver a lo clásico son la influencia teológica de fines del siglo XV y principios del XVI, hace que el centro del mundo ya no sea Dios, sino el hombre. El hombre es el centro del mundo en tal sentido las ciencias, las artes y la filosofía adquieren esta nueva concepción.

La decadencia del feudalismo no llevaba necesariamente al rompimiento radical del sistema político, la disgregación de los antiguos feudos generaron nuevas formas de producción y una nueva clase social. El poder político no está concentrado ya en el Papa, sino en la nobleza y en torno a ella es que se generaran paulatinamente los estados nacionales. El poder paulatinamente se seculariza.

En este contexto, Maquiavelo escribe de política, por experiencia propia para lograr idealmente la unificación, pero sobre todo para ganar el afecto y el aprecio del tirano Lorenzo de Médecis, escribiendo su Príncipe.

Método

Según la catedrática su método es la observación histórica comparada es decir, la descripción política de los hechos pasados. Según George Sabine su juicio se formulaba empíricamente por la observación de los gobernantes que había conocido o por el estudio de los ejemplos históricos. Su empirismo era de sentido común, de astucia práctica.

Es equivocado sostener que Maquiavelo seguía un método histórico, porque sus ejemplos están tomados con frecuencia del pasado; utilizaba la historia lo mismo que utilizaba sus propias observaciones. Para dar dos ejemplos de sus observaciones y conclusiones.

Hacia uso de la referencia histórica con el único fin de comprobar su conclusión, no ligaba lógicamente los hechos históricos con los de su tiempo, salvo en algunas circunstancias coyunturales, en pocas palabras él hubiera usado cualquier dato histórico o de otra índole con el propósito de justificar y hacer válido su argumentación o conclusión.

Maquiavelo no desarrolló su teoría política de modo sistemático, sino en forma de situaciones determinadas. No se preocupaba de comprobar teorías o principios generales.

Tipología Política

El objetivo principal de Maquiavelo era el poder político, por lo que el Príncipe debía tener dos características básicas, tener la astucia del zorro y la fuerza del león. Razonaba del hecho político en función al Príncipe, es decir, en función al individuo, no concebía la política como un hecho colectivo.

Es el primer autor que descarnadamente hace ver como en política se instrumentaliza la religión, la moral y la fuerza; es un hombre que escribe sobre la política práctica que se desarrollaba en su tiempo y de cómo se debe conservar, conquistar y ampliar el poder.

Existen tres (3) factores, que hacen posible que el Príncipe conquiste sus objetivos, la virtud, la fortuna y la necesidad.

La virtud es la habilidad innata del político para hacer la jugada precisa en el momento preciso, es por tal razón un componente subjetivo, en función de la oportunidad y las circunstancias que se presentan; la fortuna es el azar o la suerte, vendría a ser el contexto que rodea el actuar político del estadista y que no puede ser controlado por él, pero que de alguna manera le posibilita o no lograr un objetivo; y la necesidad, son los motivos que empujan al hombre a actuar en función de sus apetitos. El egoísmo, la ambición.

Tiene un concepto de doble moral una para el Príncipe que trasciende lo moral y la ética y otra para la persona que debe ser controlado. Los valores y principios que deben motivar al hombre político son absolutamente distintos a la persona en tanto que el primero no actúa en función de sí mismo, sino como un actor político que debe pensar en sí mismo y en los demás, los demás es el Estado. Pues la idea es incrementar y preservar el poder del Estado. Mientras que el hombre debe ser sometido a otros principios y valores morales y éticos en tanto es parte del Estado como miembro pero no como gobernante.

El objetivo principal es el mantener y acrecentar el Estado, los medios son todos, los válidos y los inválidos en términos morales, los escrúpulos de la persona son una traba que debe ser desechados en el hombre político, porque sólo en función de salvar o mejorar el Estado, es que el hombre político debe actuar.

No es amoral como se afirma, es un pensador que desdobla las cualidades del hombre en tanto actúa o no en político y en esa situación es que aprecia que los preceptos morales que guía la acción deben variar.

Sobre el uso de la fuerza, Maquiavelo destaca su importancia dentro y fuera del Estado. Dentro del Estado el uso de la fuerza debe estar unido con buenas leyes, ya que es la única forma por la cual se legitima su uso. Plantea algunas atingencias en el caso de grave rebeldía, pero sugiere evitar tal situación no tocando la propiedad, ni ultrajando las mujeres de los ciudadanos. Dice que es necesario, según las circunstancias, que el pueblo tema o ame a su Príncipe, lo más importante es que su autoridad no sea puesta en tela de juicio.

Fuera del Estado afirma que el ejército tiene que ser conformado por elementos del Estado, pues son leales y fieles por el sentimiento que le profesan al terruño y sobre todo porque están dispuestos a morir por su gobernante. Está totalmente en contra de un ejército de mercenarios o mixto, que se es la ruina de cualquier Estado, como el caso de la Italia  de entonces, expresa que sólo produce ruina y debilidad estos ejércitos, por ser cobardes y sin sentimiento patriótico.

Recomiendo no tolerar ningún insulto ni atropello por parte de otros Estados, por ser una muestra de debilidad y cobardía. El uso de la fuerza en política exterior, es una variable que no se puede desdeñar, ya que debe ser preocupación primordial de un Príncipe el procurar estar mejor armado que los otros Príncipes vecinos, por lo que aconseja que las alianzas son peligrosas y poco beneficiosas, pero no las desecha totalmente porque pueden ser útiles en algunas circunstancias.

Maquiavelo
Votar