Madre hoy no me levanto – Hijo de ramera

Madre hoy no me levanto, no quiero ir a la escuela. ¿Qué estás diciendo mi niño y a santo de qué te niegas? Ayer, Pedro el del alcalde me llamó hijo de ramera. La madre queda pensando en recuerdos y en vergüenzas, sabía que pasaría, lo sabía qué puñeta. Hijo debo contarte una historia que pasó, hace unos años, muy cerca. En un pueblo junto a este, hubo una hermosa doncella, que tenía 15 años y una belleza muy fresca, se bañaba junto al río en el rincón de la alberca, un día tres mozos llegan para sin ser vistos verla, se excitan ante esa flor rebosante de pureza; y entre los tres y a la fuerza destruyeron en la niña, la más grande de sus prendas, y de aquel salvaje acto lleno de horror y violencia, saliste tu mi hijo para alegrar mi tristeza, solo viví para ti, no me entregue fue a la fuerza, y si eso es una ramera que venga Dios y lo vea, vete a la escuela mi niño, pero vete sin vergüenzas, con la cabeza bien alta y subidito a la acera. Si madre voy a la escuela y si a Pedro se le ocurre, le escupiré en la cara. Madre muchas gracias por ser una madre entera.

Madre hoy no me levanto – Hijo de ramera
5 (100%) 2 votes