La transformación del poder mundial

Desde los tiempos de Atenas y Esparta, los estadistas han comprendido que poder significa fuerza económica y militar.Pero hoy, muchas cuestiones internacionales ofrecen resistencia a una solución basada en los métodos clásicos. “Al aumentar la complejidad de la política mundial”, escribe Joseph S. Nye, “parece disminuir la capacidad de las potencias para lograr sus fines”. Así, ¿Cómo se podría medir el poder en un mundo que cambia rápidamente? En los EUA, los discursos al respecto a menudo adoptan la forma de un debate sobre el papel de este país en el orden internacional que ya despunta. El historiador Paul Kennedy y otros críticos ven en las nuevas limitaciones de los EUA, para llevar a cabo sus políticas en el extranjero, indicios de decadencia nacional (véase Facetas, 86), pero Nye no está de acuerdo con esto y sostiene que todas las naciones, incluidos los EUA, deben aprender a alcanzar sus metas a través de nuevas fuentes de poder: la manipulación de la interdependencia, la estructura del sistema internacional, el atractivo de los valores culturales comunes. Nye es catedrático de administración pública en la Universidad de Harvard y director del Centro para la Ciencia y los Asuntos Internacionales de la propia universidad.
Editorial: Revista Facetas
Tipo de documento: Artículo

La transformación del poder mundial
Votar