La opinión pública y el interés por la política

“Cuando estudiamos el comportamiento de la gente en política, debemos tener en cuenta no sólo los eventos generalmente aparentes de la política concreta, sino también las que subyacen en el interior de la vida social de los pueblos”. Jarol B. Manheim.

El presente artículo tiene el propósito: de buscar las características o causas que dan origen a una acción política.  Hay muchas interrogantes que tendríamos que abordar en este intento por aproximarse al proceso político peruano, por ejemplo: quienes se interesan por la política, que lleva a los electores a votar por cierto candidato y no por otro, cual es el nivel de participación política en nuestro medio, cuales son las actitudes de la mayoría con relación a la actividad política, como influyen los medios de comunicación en la percepción política de los electores, etc.

El interés por la política

El intento por explicar la política debiera de empezar por conocer cuál es el interés que tiene la gente en ella, sin embargo, este ha sido un tema muy poco y mal abordado, Ya Alfredo Torres Guzmán, el Gerente de la empresa encuestadora APOYO intentaba ingresar al tema en su libro “El perfil del Elector”, pero más allá de mostrarnos los porcentajes sobre el interés de los peruanos en la política para el año 1989 no profundiza en la interpretación de los mismos.

El interés por la política puede ser visto desde una óptica individual que incida en las necesidades psicológicas que cada cual tiene que satisfacer en su relación con el medio social o, por el contrario, puede ser abordado desde el ámbito grupal como una consecuencia de las características sociales y culturales en las cuales se encuentra insertado el grupo, para la presente explicación incidimos sobre el individuo y las influencias externas que llevarían a tener determinado grado de interés por la política.

Ya Aristóteles decía que todo hombre es político y hasta hay quienes llegan a afirmar que toda actividad humana es política, sin embargo en nuestros tiempos y en nuestro medio nos encontramos con personas que afirman ser apolíticas o al pedirle que se definan dentro de un espectro político afirman ser independientes, aquí la pregunta es ¿qué ocurre con aquellas personas que afirman tener un elevado interés por la política y qué sucede con aquella que no lo tienen?, luego, ¿cuáles son las características sociales de estas dos formas de relacionarse con la política? Y finalmente saber si es posible elaborar una tipología ideal con las características de estas diferentes percepciones de la política.

Llevar a cabo todas estas tareas en un espacio tan reducido como este es imposible así que sólo me detendré a describir una de las características que pueden ser analizadas con relación a este tema, y señalo describir porque únicamente expondré algunas tendencias generales encontradas en el estudio empírico que tendrían que ser confirmadas con estudios posteriores, de aquí que este sea estrictamente un estudio explorativo.

El estudio de Opinión Pública (Encuestas) que lleváramos a cabo con la colaboración de los estudiantes del primer y segundo año de la Escuela de Ciencia política de la Universidad Nacional Federico Villarreal, fue hecha en Lima metropolitana y el Callao la última semana de noviembre de 1999 con una muestra de 429 entrevistas efectivas para un nivel de confianza del 95% y un margen de error de +-5%. Se utilizó en ella una muestra estratificada y la selección de las viviendas fue determinada por la técnica del Random Route.

Entendemos como interés por la política al grado de motivación que existe en el individuo para tener una actitud favorable o desfavorable hacia ella, la cual sería producto de un conjunto de factores psicológicos y sociales que condicionan este interés. Por lo tanto la política nos ofrecería idealmente dos posibilidades, la primera, tener un gran interés por la política lo cual nos conduciría a ser actores políticos, a participar de las organizaciones políticas para hacernos del poder (como Presidente o Alcalde) o de una parte de él (como Congresistas o Regidores) en el caso Peruano o tal vez seamos llamados por quienes ya ejercen ese poder para realizar algún tipo de tarea dentro de dichos gobiernos (como los Ministros) y la segunda posibilidad sería tener un total desinterés por la política, aquellos que piensan que la política no afecta sus vidas diarias y por tanto se definen como apolíticos, en este grupo es evidente que la actitud y la percepción de la política serán muy negativos y la participación en actividades políticas tenderá a ser pasivas.

Podemos hablar entonces que existe un espectro sobre el interés por la política que tendría dos polos opuestos, por un lado estarían las personas con mucho interés y por el otro gente sin ningún interés por la política y en medio de esos dos extremos habría toda una serie de variantes que para efectos del estudio hemos reducido en medianamente y poco interesados, es decir, que trabajaremos con una escala que intenta medir los diferentes grados de interés que puede tener una persona, pues bien, ahora nuestro objetivo será determinar los principales rasgos que influyen para que cada quien difiera en el interés expresado hacia la política.

Percepción e interés por la política

Se tiene como una certeza por muchos investigadores o como un conocimiento del sentido común el hecho que: quienes más interesados están por la política son los más viejos, por el contrario, quienes menos interesados estarían en la política es el segmento de los jóvenes, de aquí que hasta se hable de una relación directamente proporcional entre la edad y el interés por la política, sin embargo este hecho no sólo se debe a la edad sino a otras características sociales como el nivel educativo, el ingreso y el proceso de socialización por lo tanto una explicación del interés por la política sólo a través de la diferencia de edad es una explicación simplista.

En nuestro estudio observamos que dentro de un espectro con diferentes grados de interés por la política, que van desde aquellos que señalaron mucho interés a nada de interés, expresados por los entrevistados de la encuesta.

Muy interesados.- Sólo corresponde al 10.8% por ciento, del total de entrevistados, quienes afirmaron tener un alto grado de interés por la política, lo que nos indica: primero que quienes tienen una mejor actitud hacia la participación activa en política es el grupo menos numeroso de la población, dentro de este grupo se encuentran tres razones por las cuales tienen un gran interés por la política, primero es un segmento interesado en información política que pueden utilizar dicha información en su vida diaria, segundo aquellos que son conscientes de que la política está afectando la vida diaria de cada uno de aquí que tenga interés en lo que suceda, sin embargo dentro de estos dos grupos no habría una actitud hacia la participación activa en la política, será el tercer grupo quienes al parecer su elevado interés por la políticas tiene que ver con una actitud favorable a participar directa y activamente en ella.

Esto además tiene que ver con la percepción que tengan de la política, su proceso de socialización y grado de conciencia, ninguno expresa aversión por la política, lo que indicaría que no existe una percepción negativa o si la hubiese no sería a la actividad sino a algunos políticos de manera específica, de aquí que dentro de este grupo se encuentre personas con mayor nivel de instrucción y una menor preocupación por las problemas económicos familiares, así como el interés se centre principalmente entre los de mayor edad.

Medianamente interesados.- El porcentaje que corresponde a este grupo dentro de la población es el 31.7%, entre ellos persistiría un afán por la información política pero en menor grado que el primer grupo, su interés está dirigido hacia otros asuntos debido principalmente a que tienen una percepción negativa de la actividad política, la cual reforzarían cada vez que se informan de ella, la idea general que tienen es que la política no sirve, no tiene credibilidad pero de cierta forma afecta sus vidas.

Creemos que el porcentaje es tan alto debido al inicio del proceso electoral, aquí tendrían que realizarse mayores estudios para ver como varía el grado de interés en coyunturas menos politizadas.

En este segmento se encuentran principalmente el sector de los estudiantes universitarios, quienes buscan sólo estar informados, pero no participarían directamente de la política, probablemente sus mismos intereses hagan que se mantengan distanciados de la política.

Poco interesados.- Es el segmento más numeroso de la población con el 37.5%, cuyos principales motivos de su poco interés radican en la percepción y actitud negativa hacia la política, siendo cuatro las razones principales expresadas para ello: primero considerar que la política tiene a afectar poco o nada en sus vidas por tanto es un problema de otros, en segundo lugar, es un sector que tiene mucha desconfianza en la política y en los políticos pues no perciben ningún cambio favorable en sus vidas que lo relacionen a la política, la asociación siempre será negativa, de aquí que afirmen que la política no sirve y refuerce su desagrado por ella, en tercer lugar, la política no se encuentra dentro de sus prioridades debido a que les queda poco tiempo entre el trabajo y otras actividades que llevan a cabo, finalmente también tiene que ver el grado de instrucción pues buena parte encuentra complicada entender la política, motivo por el cual termina rechazándola.
Tipo de documento: Artículo
Enlace externo: Leer Artículo

La opinión pública y el interés por la política
Votar