La filosofía de la democracia

Los ideales clásicos que rigen la democracia —libertad e igualdad—en realidad son contradictorios cuando se los “empuja hasta sus extremos lógicos”. Además, añade el experto en ciencias políticas, Leslie Lipson, la política contemporánea ha exagerado esta dicotomía, pues la izquierda se ha apropiado de la igualdad y la derecha de la libertad. Sólo cuando estos dos conceptos se consideran no como ideas absolutas sino como valores conjuntos en un mismo continuo, arguye Lipson, es que una democracia se puede regir efectivamente. La democracia es la forma de gobierno que combina para sus ciudadanos tanta libertad e igualdad como es posible. Los ideales gobernantes son la libertad y la igualdad: la meta del gobierno demócrata es la de combinar para sus ciudadanos la misma cantidad de ambas como sea posible.
Editorial: Revista Facetas
Tipo de documento: Artículo

La filosofía de la democracia
Votar