La corrupción es el principal problema del Perú

El tema de la corrupción es transversal a nuestra sociedad. Es decir, está presente en todos los ámbitos en que nos desarrollamos y podemos ser partícipes activos o pasivos de ella. Ustedes dirán ¿Cómo?

Somos actores activos cuando participamos en un acto de corrupción. Ejemplo, cuando un comerciante pesa un pollo —por ejemplo— y la balanza viene con “truco”, es decir marca un kilo pero pesa 950 gramos y nos cobra por un kilo de pollo, el comerciante está cometiendo un delito, nos está estafando y por ende está cometiendo un acto de corrupción. El se convierte en actor activo.

Otro caso, supongamos que estas en tu auto haces una mala maniobra y un policía te detiene. Entonces, piensas, ya metí la pata, ¿Cuánto será la multa? E inmediatamente encuentras la solución: le voy a dar una “propina” al policía. En esa situación, ¿hay o no hay corrupción? Claro que hay corrupción. El actor activo es el mototaxista y el pasivo el policía que recibe la “propina”.

Entonces ustedes dirán, bueno eso es cosa pequeña, los verdaderos corruptos son los grandazos que se roban la plata del Estado. Que a esos los atrapen y los juzguen. Ejemplos, hay a montón. COFOPRI, PETROAUDIOS, etc.

A mi me enseñaron que no importaba el monto de lo robado, si no el HECHO, el ACTO de robar. Si vemos así las cosas, en ambos casos son unos delincuentes. Eso sí, ¿Qué hae más daños al país?, claro la corrupción de SACO Y CORBATA, la que hacen algunos funcionarios, congresistas, ministros, alcaldes, etc., es la más dañina. Y saben ¿Por qué? Porque el dinero que se roban, que son miles de millones de soles al año, podrían servir para TENER mejores hospitales, MEJORES escuelas, MÁS obra, MEJORES sueldos para los policías, enfermeras y maestros. En suma, cuando una AUTORIDAD comete un acto de CORRUPCIÓN lo que está haciendo es robándonos a todos los peruanos, se está robando nuestro dinero, nos está robando el bienestar que merecemos.

Anécdota

Estaba en Piscobamba una de las provincias de Ancash. Necesitaba comprar tela; para esto ya se había corrido la volada de que era funcionario de ONPE. Ingreso a la tienda y pregunto, ¿Cuánto está el metro de tela? Me responden S/. 2.50 soles. Entonces pido dos metros de tela; me entregan la tela y le pido al comerciante mi boleta de venta. El comerciante empieza a llenar la boleta de venta y cuando va a poner el precio, me pregunta: ¿Cuánto le pongo?

Cómo lo señalan las encuestas, el comerciante había aprendido que cuando un funcionario del Estado hace una compra, debe “ganarse” algo para que vuelva a comprar. Es decir, convivimos, toleramos esos y otros casos más graves de corrupción.

Toleramos la corrupción

Uno de los principales problemas del país es la corrupción. Como les conté, la corrupción está en todos lados.  La pregunta es: ¿Toleramos o rechazamos a la corrupción?  La respuesta, según la encuesta 2010 sobre corrupción indica que los peruanos, somos muy tolerantes a la corrupción.

  • 71% tolera que un funcionario público favorezca a amigos y familiares.
  • 85% tolera que se compren productos piratas.
  • 80% tolera pagar “propina” para que perdonen la multa.
  • 79% tolera dar dinero o un obsequio para que agilicen un trámite municipal o judicial.
  • 75% tolera llevarse sin pagar productos de las tiendas.

Percepción de la corrupción en el estado

El 55% de los peruanos percibimos la corrupción de los funcionarios es el principal problema que enfrenta el Estado y que le impide el desarrollo. El 80% de los peruanos piensan que el Perú es un país muy corrupto y corrupto y sólo el 11% pensamos que disminuirá.

Esa percepción de corrupción es mayor en los gobiernos de Fujimori y García, por encima del 30% de los peruanos creen que han sido gobiernos corruptos, del gobierno de Toledo el 6% cree que fue corrupto.

La Policía Nacional, el Poder Judicial y el Congreso son percibidos como los más corruptos. Sobre el Congreso hay que decir lo siguiente, en el 2006, el 24% creía que era corrupto, en la encuesta del 2010 el 46% cree que es corrupto.  Durante este gobierno y con esa composición congresal han logrado que el 47% de los ciudadanos crea que el Congreso es corrupto.  ¿La gente puede confiar en un Congreso corrupto?  La respuesta es rotunda, NO. Lo más grave, el Congreso no está en la lista de instituciones confiables para luchar contra la corrupción.

Esta es una de las razones por las cuales el Parlamento y el congresista como cargo público están tan desprestigiados en nuestro país.

El gobierno es tibio con la corrupción

El gobierno de García ha hecho poco o casi nada respecto de la corrupción. Primero, fallidos intentos de constituir un grupo especializado de lucha contra la corrupción; luego una Comisión Multisectorial que al finalizar el mandato presidencial se reúne para tomar ciertos acuerdos. Mientras que, a pesar de los deseos del presidente García, su gobierno se ve envuelto en escándalos de corrupción como: Caso compra de patrulleros, caso mi vivienda, caso SIS, caso petroaudios, caso BTR, caso COFOPRI y el descarado copamiento del Estado.

Lo grave es la inacción por parte del gobierno de no zanjar con el tema, por el contrario el comportamiento dubitativo hace que los ciudadanos sientan que la impunidad es moneda corriente en las esferas de gobierno.

Que podemos hacer

  • Primero alzar la voz, poner a la luz pública los actos de corrupción que ocurran en cualquier esfera de gobierno.
  • La sociedad civil debe organizarse no sólo para denunciar, también para sensibilizar a la sociedad. La tolerancia a la corrupción debe disminuir.
  • Exigir en todos los niveles de gobierno que se presenten e implementen planes de lucha contra la corrupción.
  • Apoyar a la defensoría del pueblo como la entidad abanderada para la lucha contra la corrupción.
  • Crear un observatorio anticorrupción.
  • La sociedad y el Estado con el apoyo de la cooperación Internacional deben difundir los mecanismos existentes para denunciar la corrupción en el Estado.
  • Incluir en la actual Comisión de Alto Nivel Anticorrupción a la sociedad civil organizada, como AMPE, REMURPE, el Congreso no está representado en esa comisión.
  • Solicitar a la cooperación internacional apoyo técnico y económico para luchar contra la corrupción.
  • Potenciar el accionar de la contraloría general de la república y firmar acuerdos de cooperación con las instancias judiciales y parlamentarias para luchar contra la corrupción.
La corrupción es el principal problema del Perú
5 (100%) 1 vote