Informe Global sobre corrupción 2006

Cada año, el mundo gasta más de US $3 billones en servicios de salud, la mayoría de los cuales son financiados por los contribuyentes fiscales. Este inmenso flujo de fondos resulta un objetivo atractivo para el abuso. Los riesgos son altos y los recursos preciosos: el dinero perdido por la corrupción podría ser utilizado para comprar medicamentos, equipar hospitales o bien contratar personal médico muy necesario.
Editorial: Transparencia Internacional
Tipo de documento: Informe
Enlace externo: Leer Informe

Informe Global sobre corrupción 2006
Votar