Historia de taxi

Eran las diez de la noche, piloteaba mi nave. Era mi taxi un Volkswagen del año 68. Era un día de esos malos donde no hubo pasaje, las lentejuelas de un traje, me hicieron la parada. Era una rubia preciosa llevaba minifalda, el escote en su espalda, llegaba justo a la gloria. Una lágrima negra rodaba en su mejilla, mientras que el retrovisor decía ¡ve que pantorrillas! yo vi un poco más.
Eran las diez y cuarenta zigzagueaba en reforma. Me dijo me llamo Norma, mientras cruzaba la pierna, Saco un cigarro algo extraño de esos que te dan risa, le ofrecí fuego de prisa, y me temblaba la mano. Le pregunte ¿Por quién llora? y me dijo “por un tipo, que se cree que por rico puede venir a engañarme. No caiga Ud. por amores, debe de levantarse, le dije. Cuente con un servidor si lo que quiere es vengarse. Y me sonrió.

Votar