Elecciones generales de 1980

Contexto de la elección

Siguiendo con el cronograma aprobado por el gobierno de Francisco Morales Bermúdez, se convocó a elecciones presidenciales, luego de haberse aprobado la nueva Constitución política del país. Dicha Constitución fue sancionada y promulgada el 12 de julio de 1979, entrando en vigencia con el nuevo gobierno constitucional el 28 de julio de 1980. Las elecciones se realizaron el 18 de mayo de 1980; en el ínterin desde la promulgación de la Constitución y la fecha de las elecciones, el ambiente político sólo fue perturbado por las observaciones que el gobierno les puso a algunas disposiciones transitorias de la nueva Constitución; sin embargo, una declaración de la Asamblea Constituyente, no aceptando dicho cuestionamiento, resolvió la situación.

A pesar de lo anterior, subterráneamente, se estaba gestando en el país el surgimiento de un movimiento con ideología marxista leninista-maoista, que iniciaría en la fecha de las elecciones sus acciones violentistas.

Características de la elección

La principal característica de este proceso, es que luego de doce años de gobierno militar, el país volvía al marco institucional de una Constitución. Es decir, se gobernaría el país enmarcados en los parámetros de la Constitución. Las garantías constitucionales iban a ser restauradas y se tendría un mecanismo institucional para cambiar a los gobernantes.

Otra característica es que Sendero Luminoso hacía su aparición con un ataque perpetrado en la localidad ayacuchana de Chuschi, provincia de Cangallo, el mismo día de las elecciones, luego de largo tiempo en la clandestinidad para prepara la lucha armada.

Era la última elección general, que se realizaría enmarcado dentro de lo prescrito por la Constitución de 1933, por lo que para ganar las elecciones se necesitaba el tercio de los votos válidos, y si ninguno de los candidatos alcanzara dicha votación, el Congreso elegiría presidente entre los tres candidatos más votados.

Principales candidatos y partidos políticos

Tres fueron los principales candidatos presidenciales. En primer lugar, tenemos a Fernando Belaúnde Terry líder y fundador de Acción Popular y quien fuera destituido de su mandato a causa de un golpe de Estado encabezado por el general de división Juan Velasco Alvarado. Acción Popular había decidido no participar de la Asamblea Constituyente, pero finalmente acataron y aceptaron el nuevo marco institucional que entraría en vigor en 28 de julio de 1980. Belaúnde venía precedido de una aureola de víctima de los militares, al que despojaron de su mandato constitucional, durante toda la campaña presentó dicha imagen dándole los resultados esperados, ya que fue elegido presidente. Es decir, Belaúnde canalizaba el rechazo de la población ante tanto tiempo de gobierno militar.

Por la muerte de Haya de la Torre, el PAP por primera vez enfrentaba una elección presidencial en la cual participan sin su líder histórico. Esta vez lo hacían con Armando Villanueva del Campo, quien era el Secretario General del Partido Aprista, elegido en elecciones internas fraudulentas. De esta elección se despojó a Andrés Towsend de la secretaría general y de la candidatura a la presidencia, siendo partícipe de este fraude, Alan García. Armando Villanueva presentaba la imagen del ala dura del PAP, es decir del ala izquierda del Partido, por lo cual sólo calaba en los sectores apristas, y no podía concitar las simpatías de sectores políticos diferentes al aprismo. Además, se atacó duramente el origen de su esposa, ella de nacionalidad chilena, en vez de captar simpatías, captaba actitudes negativas, que se reflejaban en la aceptación electoral del candidato del PAP.

El tercer candidato con fuerza, fue Luis Bedoya Reyes, Presidente del PPC. Este partido surge en 1967 de la ruptura al interior del Partido Demócrata Cristiano. Era la primera vez que se presentaba al más alto cargo público, al que un ciudadano puede aspirar. Sus cartas de presentación eran sin duda, dos gestiones municipales exitosas al frente de la alcaldía de Lima, su oposición al gobierno de facto y su actitud mesurada frente a la eventualidad de cualquier gobierno que resulte elegido; practican lo que denominan la oposición responsable.

Población electoral

La población electoral se incrementó notoriamente al reducirse la edad mínima para votar de 21 a 18 años y por otorgarles el voto a los analfabetos. La población nacional inscrita para este proceso electoral fue de 5,094,253 electores. Los Departamentos con mayor población electoral fueron:

  • Lima Metropolitana con 1,556,388 electores;
  • La Libertad con 299,502 electores;
  • Piura con 271,931 electores;
  • Junín con 263,356 electores;
  • Arequipa con 256,771 electores;
  • Puno con 239,410 electores;
  • Ancash con 232,431 electores;
  • Lima Provincia con 215,329 electores.

Los Departamentos con menor población electoral fueron:

  •  Madre de Dios con 7,278 electores;
  • Tumbes con 29,172 electores;
  • Ucayali con 30,170 electores;
  • Moquegua con 35,924 electores;
  • Amazonas con 47,991 electores.

Resultado nacional

Fernando Belaúnde Terry candidato presidencial de Acción Popular, ganó estas elecciones con 1,870,864 votos, lo que representaba el 45.37 % de los votos válidos; le siguió el candidato presidencial del Partido Aprista Armando Villanueva del Campo con 1,129,991 votos, lo que representaba el 27.40 % de los votos válidos. En tercera ubicación quedó Luis Bedoya Reyes candidato del Partido Popular Cristiano, con 394,592 votos, lo que representaba el 9.57 % de los votos válidos.

En cuarta ubicación quedo, el candidato del Partido Revolucionario de los Trabajadores el ex-guerrillero Hugo Blanco Galdós, con 160,712 votos, lo cual representaba el 3.90 % de los votos válidos. Ubicado en quinto lugar, quedó el candidato de la Unión de Izquierda Revolucionaria Horacio Zevallos Gámez con 134,321 votos, lo que representaba el 3.26 % de los votos válidos. Les siguió en sexto lugar, el candidato de la Unidad de Izquierda Leonidas Rodríguez Figueroa con 116,890 votos, lo que representaba el 2.83 % de los votos válidos.

En séptimo lugar, quedó ubicado, el candidato de la Unidad Democrático Popular Carlos Malpica Silva Santistevan, con 98,452 votos, lo que representaba el 2.39 % de los votos válidos. Octavo quedó ubicado el candidato Roger Cáceres Velásquez representante del FRENATRACA con 81,647 votos, lo que representaba el 1.98 % de los votos válidos. En noveno lugar, se ubicó el candidato del FOCEP Genaro Ledesma Izquieta, con 60,853 votos, lo que representaba el 1.48 % de los votos válidos.

El candidato de la Unión Nacional Carlos Carrillo Smith quedó ubicado en décimo lugar, obteniendo 18,170 votos, lo cual significaba el 0.44 % de los votos válidos. En onceavo lugar se ubicó Javier Tantaleán Vanini de la OPRP con 17,737 votos, que representaba el 0.43 % de los votos válidos. Ubicado en e doceavo lugar, quedó Gustavo Mohme Llona del partido Acción Política Socialista con 11,607 votos, es decir el 0.28 % de los votos válidos.

Ubicado en el treceavo lugar quedó, el candidato del Movimiento Democrático Peruano Alejandro Tudela Garland con 9,875 votos, lo que representaba el 0.24 % de los votos válidos. El Partido de Avanzada e Integración Social Waldo Fernández Durán quedó ubicado en catorceavo lugar con 9,350 votos, lo que representaba el 0.23 % de los votos válidos. Finalmente, en el quinceavo lugar se ubicó el candidato del Partido Socialista Peruano Luciano Castillo Coloma con 8,714 votos, lo cual significaba el 0.21 % de los votos válidos.

El total de votos emitidos fue de 5,307,465 votos, fueron declarados votos válidos 4,123,776 votos, votos nulos 775,423 y en blanco 408,266 votos. El ausentismo electoral alcanzó a 1,178,215 votos lo que representa el 18.17 % del total de electores inscritos que fue de 6,485,680 electores.

Elecciones generales de 1980
5 (100%) 1 vote