Elecciones generales de 1956

Contexto de la elección: Manuel Odría gobernaba el Perú desde el 28 de julio de 1950 hasta el 28 de julio de 1956 en que cumplía su mandato presidencial. Este gobierno se caracterizó por la ausencia total de libertades políticas mínimas y la represión de todos los opositores. Bustamante y Rivero en el exilio, Haya de la Torre asilado en la Embajada de Colombia, el Partido Comunista fuera de la ley al igual que el PAP. Al amparo de la Ley de Seguridad Interior de la República puede gobernar sin control, un Congreso de mayoría absoluta no le impide ninguno de sus actos.

La guerra de Corea le permitió al país cierta holgura económica, y al gobierno hacer una apreciable cantidad de obras pública, aunque el costo de la vida subió un 92.6 % desde 1948 a 1956.

La sucesión presidencial debió recaer en el compadre del general Odría, general Zenón Noriega Ministro de Guerra. Pero por desconfianza del general Noriega se quiso adelantar a la sucesión y se sublevó, pero la sublevación fracasó. Odría apresó a su compadre dejándolo internado en el Panóptico. Ante esta situación, parecía que la reelección de Odría era un hecho, sin embargo, una sublevación en 1956 en Iquitos por el general Merino y la ruptura de la cadera del general Odría lo obligó a convocar a elecciones generales.

Características de la elección: Tres fueron las características de este proceso. Primero por ley el gobierno del general Odría le otorgó el voto a las mujeres en 1956. Tema que había sido discutido desde la constituyente de 1931, pero que, por oposición de los apristas y otros sectores políticos, no se había logrado concretar. Otra de las características es que a pesar de haber vuelto a la legalidad el PAP, más no su líder, esta organización no participó directamente en el proceso electoral, pero negoció su apoyo con Lavalle, Prado y Belaúnde; para finalmente decidir su apoyo a la candidatura de Prado. Finalmente, aparece en la escena política nacional, Fernando Belaúnde Terry, que ya había sido diputado por Lima de 1945 a 1950. En esta elección encabezaba al Frente de Juventudes Democráticas que posteriormente, se convertiría en partido político, denominado Acción Popular.

Principales candidatos y partidos políticos: El Frente de Juventudes Democráticas, un movimiento no partidario, lanza la candidatura de Fernando Belaúnde a la presidencia de la República, como respuesta a la dictadura de Odría y a la posibilidad que Manuel Prado vuelva al poder. El Jurado Nacional de Elecciones se negó a inscribir su candidatura, hecho que motivó un altercado conocido como el “manguerazo”, en el cual Fernando Belaúnde y sus acompañantes el 8 de junio de 1956 en la Plaza San Martín, se enfrentaron a la policía y resistieron al rochabus, enarbolando una bandera peruana.

El segundo candidato con fuerza es Manuel Prado Ugarteche, del recién fundado Movimiento Democrático Pradista, que obtuvo el apoyo del PAP en estas elecciones. Prado intentaba llegar por segunda vez al gobierno. El tercer candidato, era el oficialista Hernando Lavalle Vargas.

Población electoral: Con la ampliación del voto a la mujer, la población electoral creció a 1,575,741 electores inscritos y capacitados para votar. Debían saber leer y escribir, ser mayores de 21 años, hombres y mujeres. Los Departamentos con la mayor población electoral fueron:

  •  Lima con 546,845 electores;
  • La Libertad con 99,906 electores;
  • Junín con 94,846 electores;
  • Arequipa con 88,417 electores;
  • Piura con 87,559 electores;
  • Cajamarca con 80,900 electores;
  • Áncash con 73,427 electores.

Los Departamentos con menor población electoral fueron:

  • Madre de Dios con 2,477 electores;
  • Moquegua con 8,600 electores;
  • Tumbes con 10,325 electores;
  • Tacna con 11,588 electores.

Resultado nacional: Las elecciones fueron ganadas por Manuel Prado Ugarteche, Candidato del Movimiento Democrático Pradista con 567,713 votos, es decir el 45.48 % de los votos válidos; en segundo lugar, quedó el candidato del Frente de Juventudes Democráticas Fernando Belaúnde Terry con 457,966 votos, lo que representaba el 36.69 % de los votos válidos.

Tercero quedó Hernando de Lavalle Vargas con 222,619 votos, es decir con 17.83 % de los votos válidos. Fueron considerados votos válidos 1,9248,298. Votos nulos y blancos fueron 75,931 lo que representó el 5.73 % de los votos emitidos. Votos emitidos fueron considerados 1,324,229 votos, es decir el 84.04 % del total de electores inscritos.

Votar