Elecciones 2011: Error en la asignación de escaños – Lima Provincias

Gracias a la capacidad creadora de la ley por parte del Congreso y a la capacidad reglamentaria de la norma por parte del Jurado Nacional de Elecciones, se ha creado un problema que plantea problemas a la asignación de representaciones para el Parlamento que se instale el 28 de julio de 2011.

Todo gracias a la improvisación y la demagogia de crear un nuevo distrito electoral, de pasada incrementar el número de congresistas y como no complicar por hacer mal las cosas al sistema electoral peruano.

Ciento treinta congresistas

Mediante una reforma constitucional y una modificación a la Ley Orgánica de Elecciones, se han hecho algunos cambios en la conformación del Congreso de la República.

Por Ley Nº 29402 se modificó el artículo 90 de la Constitución Política del Perú estableciendo que el número de congresista es de ciento treinta (130), en la misma norma legal, se le asigna cuatro escaños (4) a Lima Provincias y los seis (6) restantes de acuerdo a ley y sin afectar la distribución nacional.

Asimismo, mediante Ley Nº 29403 se modificó el artículo 21 de la Ley Orgánica de Elecciones, dividiendo el territorio en veintiséis (26) circunscripciones electorales, uno por cada departamento y los distritos electorales de Lima Provincia y la Provincia Constitucional del Callao. Llamo la atención que el último párrafo de dicho artículo se mantiene igual.

La reforma que tuvo el respaldo de las bancadas congresales no solamente da más espacios para un mayor número de representantes, sino que, lo más saltante es que mediante una norma de rango constitucional se establece un número fijo de representaciones para Lima Provincias.

Comenté que se había modificado el artículo 21 de la Ley Orgánica de Elecciones y ese punto no era suficiente, pues al establecerse por la Constitución una asignación directa de escaños para Lima Provincias, el procedimiento o criterio para distribuir los escaños también debió ser modificado y ese criterio se establece precisamente en último párrafo de dicho artículo.

Es decir que, al no haberse cambiado el criterio para la distribución de escaños se ha generado un problema que paso a describir.

Cómo se asignan los escaños

El artículo 21 de la Ley Orgánica de Elecciones es clave para entender el problema, específicamente el último párrafo que dice: “El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) asigna a cada distrito electoral un escaño y distribuye los demás escaños en forma proporcional al número de electores que existe en cada distrito

Esta previsión legal viene funcionando desde que está en vigencia la Ley Orgánica de Elecciones y sigue vigente luego del cambio constitucional y legal descrito líneas arriba: Ejemplo, en las elecciones generales de 2006 con 120 congresistas y 25 distritos electorales se hizo así:

  • En el primer caso, 25 escaños se asignaban de manera directa, uno (1) a cada distrito electoral y 95 escaños se distribuyen entre los distritos electorales en forma proporcional a la cantidad de electores que tiene cada distrito.

Ello se puede constatar, por ejemplo en la Resolución Nº 303-2005-JNE que utiliza dicho criterio para la asignación de los escaños a cada distrito electoral.

El reglamento viola la ley

Sobre dicha base constitucional y legal, el Jurado Nacional de Elecciones emitió la Resolución Nº 2529-2010-JNE, de fecha uno de octubre de 2010, en la cual establece el número de escaños que le corresponde a los 26 distritos electorales.

[tabla]

En la precitada resolución del Jurado Nacional de Elecciones, recogiendo los cambios constitucionales y legales vigentes para las elecciones generales de 2011, describe los criterios para la distribución de escaños: “a) Equidad, según el cual se asigna un (1) escaño a cada distrito electoral. b) Distribución proporcional, que consiste en la asignación de los escaños restantes en función del electorado de cada distrito electoral. c) Distribución directa o fija, conforme con la reforma constitucional, por la cual se atribuye directamente a uno o más distritos electorales un número determinado de escaños”.[1]

Es decir, estaba claramente establecido los criterios que el organismo electoral debía utilizar para asignar los escaños; sin embargo, en la misma resolución, se afirma lo siguiente: “este Colegiado considera que el procedimiento que se debe seguir corresponde a la asignación directa de cuatro (4) escaños al distrito electoral de Lima Provincias y los ciento veintiséis (126) escaños restantes se reparten entre los veinticinco (25) distritos electorales, de acuerdo con los criterios de equidad y distribución proporcional en base a la población electoral, puesto que con esta fórmula jurídica ninguna de las circunscripciones electorales vigentes se perjudica con la reducción de escaños”.[2]

¿Es correcta la asignación de escaños?

El Jurado Nacional de Elecciones ha aplicado el siguiente procedimiento:

  • Asignación directa de cuatro (4) escaños al distrito electoral de Lima Provincias.
  • Ciento veintiséis (126) escaños restantes se reparten entre los veinticinco (25) distritos electorales con criterios de equidad y distribución proporcional en base a la población electoral.

Ahora bien, esa distribución resulta incorrecta puesto que de acuerdo a la ley vigente debía utilizarse el siguiente procedimiento:

  1. Cuatro escaños (4) para Lima Provincias (Asignación directa por reforma constitucional – Ley Nº 29402).
  2. Un (1) escaño para cada distrito electoral. Total, veinticinco (26) escaños. (último párrafo del artículo 21 de la Ley Orgánica de Elecciones – criterio de equidad)
  3. Cien (100) escaños restantes son distribuidos proporcionalmente de acuerdo a la población electoral entre los 26 distritos electorales, para ello se obtiene el denominado cociente electoral, que se obtiene de dividir el número total de electores hábiles sobre la cantidad de escaños que restan repartir luego cumplir con el punto a y b.

Recordemos que antes de la modificación del artículo Nº 21 de la Ley Orgánica de Elecciones, así como en su actual modificatoria se mantiene la redacción del último párrafo: “El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) asigna a cada distrito electoral un escaño y distribuye los demás escaños en forma proporcional al número de electores que existe en cada distrito.” Este dato es importante porque nos permitirá verificar que el Jurado Nacional de Elecciones NO ha aplicado correctamente el artículo 21 de la Ley Orgánica de Elecciones.

Si el Jurado Nacional de Elecciones hubiera cumplido estrictamente lo que indica la ley, la distribución de los escaños debió quedar conformada de la siguiente manera:

[tabla]

La distribución proporcional es cien (100) escaños, que resulta de restar el número total de escaños ciento treinta (130) menos los veintiséis escaños de asignación directa aplicando el último párrafo del artículo veintiuno (21) de la Ley Orgánica de Elecciones y menos los cuatro (4) escaños que le corresponde a Lima Provincias de acuerdo a la reforma constitucional.

Asimismo, la asignación de escaños en función de la población electoral resulta de dividir el número total de electores hábiles (19595277) entre los cien (100) escaños restantes por repartir que da como resultado el cuociente (195952.77).

 C= EH/(E-D)

Donde:

C:         Cuociente

EH:       Total de electores hábiles

E:         Total de escaños

D:         Asignación Directa (26 + 4)

Comparando las tablas 1 y 2 se observa lo siguiente:

  1. Lima Provincias pierde cuatro (4) escaños.
  2. Arequipa se le asigna un (1) escaño adicional.
  3. Cajamarca se le asigna un (1) escaño adicional.
  4. Lima se le asigna un (1) escaño adicional.
  5. San Martín se le asigna un (1) escaño adicional.

Por tanto, no resulta correcta la afirmación que se hace en la resolución del Jurado Nacional de Elecciones, cuando se señala: “Sin perjuicio de ello, cabe señalar que, en el supuesto de aplicación exclusiva de las reglas previstas en el citado artículo, el nuevo distrito electoral tendría, igualmente, cuatro (4) escaños, sin afectarse a los demás.” [3]

Este acápite es revelador, porque pone en evidencia que el Jurado Nacional de Elecciones NO está aplicando de manera exclusiva las reglas previstas en el artículo veintiuno (21) de la Ley Orgánica de Elecciones. Asimismo, no es cierto que Lima Provincia mantendría el mismo número de escaños, sino que esos cuatro (4) escaños se van a los distritos electorales de Lima, Arequipa, Cajamarca y San Martín.

¿Dónde surge el problema?

Surge en el Congreso, donde prima el afán demagógico de sus miembros al establecer una cantidad de escaños para Lima Provincias rompiendo el criterio preexistente de otorgar a todos los distritos electorales un escaño y luego asignarle las curules en relación a la población electoral.

Por otro lado, el problema se agrava porque no se modificó de manera adecuada el último párrafo del artículo 21 de la Ley Orgánica de Elecciones. Tal como está la norma, Lima Provincias se encontraría sobre-representada por decisión propia de los congresistas que votaron una norma sin hacer el análisis electoral correspondiente.

¿El Jurado puede?

El Jurado Nacional de Elecciones NO puede reglamentar la ley hasta desnaturalizarla y esa es una falta que el pleno de dicha institución ha cometido.


[1] Resolución Nº 2529-2010-JNE, Pág. 2.

[2] Resolución Nº 2529-2010-JNE, Pág. 1.

[3] Resolución Nº 2529-2010-JNE, Pág. 2.

Exposición en vídeo sobre el tema puede verlo aquí

 

Elecciones 2011: Error en la asignación de escaños – Lima Provincias
Votar