El rosario de mi madre

Aunque no creas tu, como que me oye Dios, esta será la última cita de los dos. Comprenderás que es por demás, que te empeñes en fingir, por que el dolor, de un mal amor, no es como para morir, pero desecha ya, una bella ilusión, a nadie en el mundo, daré mi corazón. Devuélveme mi amor, para matarlo, devuélveme el cariño que te di, tú no eres quien merece conservarlo, tu ya no eres nada para mí. Devuélveme el rosario de mi madre y quédate con todo lo demás, lo tuyo te lo envío cualquier tarde, no quiero que me nombres nunca más.

El rosario de mi madre
Votar