El poder de tu voz

Para no olvidar, tenemos derechos que los Estados están obligados a respetar. Nos lo hace recordar Amnistía Internacional. Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión y opinión política. Tienen derecho a la seguridad de su persona, nadie será sometido a torturas, nadie podrá ser arbitrariamente detenido. Todos tendrán derecho a salir y regresar a su país, a la libertad de opinión, a la educación y a un nivel de vida adecuado. Y ninguna persona y ningún Estado podrá violar nunca estos derechos.

El poder de tu voz
Votar