El pasado: Cómo se enriqueció Occidente

Si miramos en perspectiva la historia humana y juzgamos con criterio moderno la vida económica de nuestros antepasados, consideraremos que es una historia de miseria casi irremediable. La sociedad humana típica le ha concedido una existencia verdaderamente humana sólo a un pequeño número de personas, mientras que las grandes mayorías han vivido en una hediondez abismal. Logramos olvidar que la miseria predominó en otras épocas, quizá, en virtud de la literatura, la poesía, la fábula y la leyenda, que exaltan a quienes vivieron bien y se olvida de los que lo hicieron en el silencio de la pobreza. Las épocas de miseria se han convertido en mitología e incluso son recordadas como años dorados pletóricos de simplicidad bucólica. Pero no lo fueron. Sólo en los últimos 200 años se ha establecido en Europa occidental, los Estados Unidos, Canadá, Australia, Japón y muy pocos otros lugares, uno de los infrecuentes periodos históricos en que el progreso y la prosperidad han llegado a toca la vida de poco más de la décima parte de la población.
Editorial: Revista Facetas
Tipo de documento: Artículo

El pasado: Cómo se enriqueció Occidente
Votar