El desafío de la democracia

A medida que avanza el siglo XXI, la democracia – sistema de gobierno por el cual el pueblo elige a sus gobernantes en elecciones regulares, libres, imparciales y competitivas – ha resultado ser el régimen preferido de las naciones del mundo. Este hecho no significa que la historia haya terminado, que por algún proceso constante e inexorable todos los países adoptarán,tarde o temprano, la democracia, o que los intelectuales contemporáneos hayan descubierto por fin un modelo definitivo y verdadero del buen gobierno. Lo que sí significa es que con frecuencia cada vez mayor, cuando a la gente se le ofrece una opción – no sólo en América del Norte y Europa Occidental, sino también en América del Sur, Europa Oriental, Asia, Oriente Medio y África – prefiere tener voz en la forma en que se la gobierna; quiere que quienes desempeñen cargos políticos rindan cuentas por sus acciones; quiere leyes fundadas en la persuasión, en lugar de leyes impuestas por la violencia; y quiere que el gobierno proteja las libertades individuales y garantice la igualdad ante la ley.
Editorial: Departamento de Estado de los EE.UU.
Tipo de documento: Artículo

El desafío de la democracia
Votar