Democracia directa Los referendos desde la perspectiva de la teoría de la democracia y la socialdemocracia

Los defensores incondicionales de los mecanismos de democracia directa afirman que en los referendos es el pueblo quien decide. Sin embargo, como hemos demostrado, en la mayoría de las consultas solo vota una parte de la población. Si se analiza la estructura social del pueblo que participa, puede observarse que casi siempre es
una versión reducida y distorsionada.

El ciudadano promedio que responde a los referendos tiene una posición social sesgada. Como se ha señalado, existe una sobrerrepresentación de los sectores altos, instruidos, informados y de mayores ingresos. Las capas bajas, que en las elecciones generales ya participan en una proporción inferior, quedan casi afuera de las consultas populares.

Estos mecanismos agudizan la actual enfermedad de la democracia representativa y excluyen aún más de la política a los sectores postergados. Así, el supuesto remedio contra la indiferencia política de las capas bajas podría convertirse en una nociva sobredosis del antídoto de democracia directa.
Editorial: Fundación Friedrich Ebert
Tipo de documento: Artículo

Democracia directa Los referendos desde la perspectiva de la teoría de la democracia y la socialdemocracia
Votar